El Intendente Arturo Rojas resaltó el «enorme trabajo que viene realizando el personal de salud» y ademas manifestó que «se están ejecutando acciones penales» para quienes ingresaron el virus a la ciudad.


En una conferencia de prensa celebrada esta tarde en el Salón de Actos del Palacio Municipal, el intendente Arturo Rojas y la secretaria de Salud, Ruth Kalle, fueron positivos aunque cautos ante el ingreso del covid-19 a la ciudad provocado por una persona que vino de CABA y no hizo cuarentena.

Hay 22 casos confirmados y se está a la espera de más resultados. Mientras, se arma el mapa epidemiológico para dar hasta con el último eslabón.

El jefe comunal afirmó que la elaboración del mapa epidemiológico viene bien, y en ese aspecto resaltó “el enorme trabajo que viene haciendo el personal de Salud” y que “va dando sus frutos porque tenemos medianamente casi controlado este brote” ya que “hemos ido descartando algunas ramificaciones que nos preocupaban y mucho”.

“La idea es controlar el foco y ver la manera de reanudar, al menos, parte de las actividades que venían funcionando” agregó el Intendente, al tiempo que insistió con que para tal fin “el miércoles le llevaremos el detalle al gobernador Axel Kicillof y luego veremos cómo continuaremos”.

Tras admitir que “se están ejecutando las acciones penales” para quienes ingresaron el virus a la ciudad y no guardaron cuarentena obligatoria, el máximo mandatario declaró por último que “nos preocupa y ocupa detener definitivamente este brote y atender la cuestión sanitaria”.

Por su parte, Kalle enfatizó que “estamos esperando resultados que se tomaron entre ayer y hoy” al tiempo que admitió que “todo este tiempo hemos estado trabajando en el armado de cuáles son los contactos de este caso que produjo la ola de contagios” y en esa ardua tarea “no pararemos hasta encontrar hasta el último contacto directo, al menos ese es nuestro objetivo fuerte, con el fin de ponerlos en cuarentena y que dejen de contagiar”.

Ruth Kalle, secretaria de Salud de Necochea

“Armar un mapa de contactos es muy complejo y a la medida que aparecen resultados es cuando podemos seguir”, amplió la funcionaria, para subrayar que “los ponemos en aislamiento 14 días, pero después nos es imposible ir todo el tiempo a ver si está cumpliendo o no”.

Y culminó: “Tenemos un interrogatorio dirigido, es decir que no se hace cualquier pregunta, para tener datos que nos permitan armar el mapa epidemiológico, y en ese sentido entendemos que solo con la verdad de la gente vamos a llegar hasta el último nexo”.