Nación lanzó un bono similar al IFE de $18.000 que se pagará en dos cuotas

Se estima que el pago iniciará en mayo y se financiará con fondos del Tesoro en principio.

El Gobierno anunció medidas que buscan aliviar los bolsillos de los argentinos, con el lanzamiento de un mecanismo similar al IFE. Se trata de bonos para jubilados, monotributistas y trabajadores informales, entre otras medidas. El anuncio lo realizó el ministro Martín Guzmán en el Salón Blanco de Casa Rosada junto al presidente, Alberto Fernández.

En concreto, los trabajadores informales y monotributistas recibirán $18.000 en 2 cuotas y abarcará a quienes perciben hasta dos Salarios Mínimo Vital y Móvil – categorías A y B del Monotributo. El bono para jubilados será de $12.000 en 1 cuota, para quienes perciben hasta 2 jubilaciones mínimas. En este caso, se complementa el bono anterior otorgado de $6.000.

Se estima que el pago iniciará en mayo y se financiará con fondos del Tesoro en principio.

Antes de los anuncios en Casa Rosada, el ministro de Economía, Martín Guzmán, se reunió con sus pares de Trabajo, Claudio Moroni, y de Desarrollo Social, Juanchi Zabaleta, para ajustar los detalles de las medidas destinadas a cuidar el poder adquisitivo de los trabajadores.

El ministerio de Economía continúa trabajando en el proyecto de ley para obtener recursos adicionales de los sectores que tuvieron una renta inesperada por la suba de los precios internacionales, confirmaron fuentes de la Casa Rosada.

Con estos fondos se buscará asistir a los sectores cuyos ingresos se deterioraron en los últimos meses a través de un mecanismo similar al IFE. Es que los beneficiarios de esta ayuda estatal son justamente trabajadores que no están sindicalizados o son cuentapropistas.

La intención del Gobierno es asistir a los sectores cuyos ingresos se han visto más deteriorados en los últimos meses.

Los salarios del sector formal vienen aumentando a razón del 57,3% anual (datos a enero, los últimos que publicó el INDEC) pero los salarios del segmento no registrado avanzaron sólo 40,7%.

Es decir, mientras que los sueldos de los que están en blanco le ganaron a la inflación, los que trabajan en negro perdieron más de 7 puntos contra el índice de precios.

El problema se agrava si se tiene en cuenta que uno de los rubros cuyos precios más subieron son los alimentos, productos a los que estos sectores destinan la mayor parte de sus ingresos. Estudios privados anticipan que, en el primer trimestre del año, la canasta alimentaria subió cerca de 20%.

Cabe señalar que cerca del 35% de los trabajadores son informales, según estudios oficiales. El propósito del Gobierno es destinar los fondos que se obtengan por esta vía fundamentalmente a atender a los trabajadores no sindicalizados, cuyos ingresos se han visto deteriorados por la suba de la inflación y que no cuentan con el recurso de negociar en una paritaria.

Comentarios

Dejá un comentario

Loading…

0

Vidal resaltó la actividad turística durante Semana Santa y habló de un 90% de ocupación

El PRO acordó bajar las tensiones internas