Mudan a «La Gioconda» por obras de remodelación en el Louvre

El icónico cuadro será trasladado en un imponente dispositivo técnico. Estará visible al público en la Galería Médicis a partir del miércoles, mientras se remodela la Sala de los Estados, donde estaba expuesta desde 2010.

Desplazar a una reliquia como la «Mona Lisa» aunque sea unos cuantos metros, es un ejercicio de alto riesgo por numerosas razones. Es la obra cumbre de Leonardo da Vinci, pintada hace 500 años y por ende de una gran fragilidad. Pero además, es quizás una de las mujeres más popular del mundo, responsable de que unas 10 millones de personas visiten cada año el famoso Museo del Louvre para admirar su enigmática sonrisa.

Este traslado era necesario en virtud de las obras de remodelación que son necesarias en la Sala de los Estados, donde se encuentra desde 2010, y que se extenderán por varias semanas.

Las obras comenzaron en enero pasado e implicaron la mudanza de otros cuadros muy famosos, entre ellos, «Las Bodas de Caná» de Veronese, así como otras pinturas de Leonardo da Vinci.

La «Mona Lisa» cambiará de aposentos el martes por la noche, en medio de un imponente dispositivo técnico y de seguridad. Pero la bella italiana se dejará ver a partir del miércoles, esta vez en la Galería Médicis, que se encuentra en el mismo piso.