«Mi papá vino loco», el relato de uno de los nenes que vio cómo su mamá fue prendida fuego

La víctima sufrió quemaduras en el 40% del cuerpo y se encuentra internada en grave estado en el Posadas. «Quedate tranquila, no tenés nada», le dijo su ex esposo, antes de quedar detenido.

Una mujer de 38 años sufrió quemaduras en el 40 del cuerpo tras ser prendida fuego delante de sus cuatro hijos por su ex esposo, en Ingeniero Budge.

El ataque fue el sábado, alrededor de las 11, en una casa ubicada en las calles Limay y Bustos, de esa localidad del partido de Lomas de Zamora, en el sur del conurbano. Todo comenzó cuando la víctima, Vanesa Caro, comenzó a discutir con su ex pareja, Leonardo Zeniquel, del que estaba separado hace casi un año. En ese momento, estaban junto a sus cuatro hijos, todos menores de 10 años.

Según relató Carolina, una de las hermanas de la víctima, los chicos vieron cuando el hombre «le tiró alcohol, le puso la traba y la prendió fuego». Tras el ataque, el hombre no los dejaba salir de la vivienda.

«Los nenes de ella nos avisaron que el papá había prendido fuego a la mamá; ellos cuentan que se estaban peleando, el nene de diez años dijo que el papá vino loco«, precisó la mujer. Minutos después, sus sobrinos pudieron salir de la casa y se fueron corriendo a contarle a tu tía lo que había sucedido.

«Cuando llego a la casa ya le habían apagado las llamas pero tenía un poco de fuego al costado, en el pelo y en la cara», aseguró la hermana, quien agregó que «él estaba al lado de ella y le decía ‘Vanesa quedate tranquila, no tenés nada’«.

La víctima fue trasladada al hospital Gandulfo de Lomas de Zamora, tras lo cual fue derivada al hospital Posadas de El Palomar, partido de Morón. «Está grave, está muy delicada, nos dijeron que tenemos que esperar porque están complicadas las vías respiratorias», señaló su hermana en la puerta del centro asistencial. Según dijo, los médicos le diagnosticaron quemaduras en el 40% del cuerpo, desde «la cabeza hasta la cintura».

En tanto, efectivos de la comisaría 10ª de Ingeniero Budge fueron alertados por el ataque y detuvieron como principal sospechoso a Zeniquel. Dentro de la casa, los peritos encontraron una botella transparente de plástico y dos encendedores.

«Estuvo nueve meses viviendo en mi casa, siempre la hostigaba y la molestaba. Siempre le brindamos el apoyo, nunca la dejamos sola, hace tres meses se fue a alquilar y en Navidad él le pegó y le dejó todo el ojo negro«, contó Carolina sobre la violencia que el acusado ejercía sobre su hermana.

Por último, la mujer convocó para este jueves a las 17 en la esquina de Gualeguay y Bustos de Ingeniero Budge una movilización «por el barrio para que se haga justicia». El hecho es investigado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial Lomas de Zamora en una causa caratulada como «lesiones graves».