Las cifras alentadoras se conocieron durante la 5ta. Jornada Ganadera que se desarrolló en el centro de jubilados local. Alimentación, oferta forrajera, suplementos y tambos fueron otros de los principales temas que tuvo este encuentro.

En la localidad rural de Mechongué tuvo lugar la 5ta. Jornada Ganadera que contó con una amplia participación de productores y estudiantes quienes asistieron al centro de jubilados local para escuchar las distintas disertaciones profesionales y debatir sobre temas puntuales que refieren a la actualidad del sector.

Este ciclo que tendrá su segunda etapa el 12 de julio, es organizado en conjunto por el Cept n° 20 Cuatro Montes, la agencia de Extensión Rural Inta Otamendi, Senasa y la Fundación General Alvarado para la Sanidad Animal (Fugasa), con el apoyo del Ministerio de Agroindustria de la Nación.

Dentro del extenso temario fue tratada la alimentación base pastoril, oferta forrajera, suplementación, verdeos, silajes, usos de granos forrajeros, genotipos, terminación a corral, Feedlot y alimentación en animales de tambo.

“La capacitación fue muy clara en todas las cuestiones y sumamente didáctica para que los conceptos sean entendidos de manera general por los concurrentes”, indicaron a LA CAPITAL desde la organización.

Con respecto a la actualidad ganadera del cuartel cuarto de General Alvarado, se informó que, “está resurgiendo ya que durante la última campaña de vacunación de aftosa, los registros marcan un incremento del 15% en la cantidad de cabezas en el distrito. Eso nos indica que la ganadería está volviendo a ser una opción productiva en la zona”.

De todas maneras, las fuentes consultadas por este matutino, mencionaron que “no es fácil sostener los costos para ingresar nuevamente en el ámbito de la ganadería. Se requiere de una estructura especial ya que la agricultura
intensiva de muchos años perjudicó y produjo caída de alambrados, los molinos con aguadas, corrales y mangas. Todo eso quedó en mal estado y se requiere de mucho presupuesto para volver a levantarlo”.

Preparación de lotes

Más allá de esto, los “bajos” de la zona rural Mechongué se están volviendo a empastar para vacas de cría y eso genera cierta expectativa aunque todavía existe una distancia considerable con las 120.00 cabezas de ganado que
existían hace 20 años atrás.

Para que este avance no se detenga, desde las instituciones insisten en la capacitación y por eso se diagraman estas jornadas interinstitucionales.

“Trabajamos conjuntamente para que los productores tengan mayores armas a la hora de proyectar la ganadería, junto con el personal que trabaja en campos y estancias”, argumentó, Marcelo Sirolli, uno de los desarrolladores de esta iniciativa.

COMENTÁ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.