La gobernadora bonaerense dejará de recibir 4.000 millones de pesos por la eliminación del IVA que anunció Macri.

María Eugenia Vidal decidió postergar todos los anuncios económicos que tenía previsto lanzar esta semana, se recluirá en su gestión, mantendrá reuniones aisladas con intendentes y candidatos a diputados de Juntos por el Cambio y recién el 7 de septiembre reiniciará en soledad su campaña electoral por la reelección bonaerense.

La gobernadora dialogó ayer con el ministro de Hacienda y su ex funcionario favorito, Hernán Lacunza, para evaluar el impacto de las medidas nacionales que lanzó Mauricio Macri para atenuar la incertudumbre económica desatada tras la derrota electoral de las PASO. Ambos llegaron a una conclusión: la provincia postergará cualquier anuncio económico porque los fondos con los que contaba Vidal para atender a los sectores medios y bajos deberán ser usados para cubrir el agujero fiscal que deje la eliminación del IVA que hizo la Nación en los productos de la canasta básica.

«Hay que tapar un bache importante y recurrir a más deuda sería inviable políticamente pero también irresponsable de nuestra parte», expresó un allegado a Vidal. El supuesto bache fiscal que deberá atender Vidal para cubrir la eliminación del IVA que hizo Macri contemplaría unos 4.000 millones de pesos del erario bonaerense. Y, en rigor, se trata de la misma cantidad de fondos que teóricamente había proyectado la semana pasada el mismo Lacunza para anunciar medidas tendientes a dar créditos a las pymes bonaerenses, aumentar los programas sociales y eventualmente reducir impuestos.

Hasta el viernes por la noche Vidal tenía previsto anunciar un paquete de medidas económicas este miércoles con la idea de enfrentar la crisis económica y tratar de revertir la derrota electoral de las PASO en manos de Axel Kicillof.

Al igual que Macri, la gobernadora bonaerense y su equipo habían pensado en lanzar herramientas para amortiguar los efectos de la crisis cambiaria en los sectores más desprotegidos y la clase media. Pero el sábado Macri decidió convocar a Lacunza para ocupar la vacante que dejó Nicolás Dujovne tras su renuncia. La decisión del Presidente modificó todo el esquema de medidas que ya tenía en borrador Vidal y que ahora deberán esperar.

Aún no hay fecha prevista para hacer los anuncios de medidas económicas en la provincia. Lacunza irá monitoreando con Vidal el impacto de las medidas nacionales y a partir de allí la gobernadora tomará una decisión.

COMENTÁ