Mar del Plata: Raverta fue la más votada y Montenegro venció cómodamente a Baragiola

El resultado de las Paso dejó a dos protagonistas excluyentes de cara a las generales. En octubre habrá seis candidatos a intendente.

Fernanda Raverta y Guillermo Montenegro comparten la Cámara de Diputados de la Nación y mantienen, además, una buena relación personal. Muchas veces coinciden en el aeropuerto, cuando ambos regresan a Mar del Plata tras alguna sesión de la cámara baja. Los ahora candidatos a intendente del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio fueron los principales protagonistas de la jornada: ella por ser la más votada y él por haber derrotado cómodamente a Vilma Baragiola.

A diferencia de lo que pasó años anteriores, este escrutinio arrojó resultados de golpe y con la demora inicial rápidamente se supo que la tendencia en la interna de Juntos para el Cambio era irreversible: el diputado nacional le sacó 23 mil votos de diferencia a la histórica dirigente radical, que otra vez, al igual que en 2015, quedó sin posibilidad de competir por la Intendencia.

Raverta fue la candidata que más votos sumó en General Pueyrredon: 92.975. La candidata del Frente de Todos celebró en el gimnasio principal del club Peñarol el respaldo que recibió e invitó a los votantes de otros espacios para que la acompañen en octubre y lograr así un triunfo.

La diputada nacional hizo alusión especial a los votantes de Acción Marplatense y a los radicales desencantados y dejó entrever su estrategia de acá hasta octubre: dirá que es la única opción concreta para vencer a Cambiemos y intentará seducir a los radicales que les cueste aceptar a Montenegro.

A su vez, Raverta intentará aprovechar el envión que suponen los triunfos de Alberto Fernández en el país y de Axel Kicillof en la provincia. En la ciudad, el candidato presidencial sacó 40,22% mientras que el aspirante a la Gobernación obtuvo 38,70%, casi dos puntos menos que Vidal, que logró imponerse en el distrito. Pero más allá de los números, el clima de éxito que se vivió en el club Peñarol hace ilusionar a los militantes del Frente de Todos que se puede ganar también Mar del Plata.

Por su parte, Montenegro celebró con moderación en el bunker que se instaló en el Hotel Dorá: su claro triunfo ante Baragiola y la suma de los votos de los dos candidatos de Juntos por el Cambio fueron uno de los pocos oasis para el oficialismo en el territorio provincial. En rigor, el diputado nacional hizo una elección por encima de lo esperado: sumó el 21,1% de los votos. Pero el panorama nacional y provincial sacudieron el triunfalismo.

La ventaja de casi 17 puntos que sacó Kicillof deja un escenario complicadísimo para Vidal, y haber logrado un triunfo en esta ciudad hace suponer que tendrá una fuerte presencia en aquí de cara a las generales de octubre.

Lejos del discurso de renovación que buscó imponer a lo largo de la campaña, Montenegro anticipó que buscará contener a Baragiola para lo que viene. De hecho, se espera que este mismo lunes den una conferencia de prensa de manera conjunta en la que, seguramente, la concejal radical respetará aquella premisa que dice El que pierde acompaña. El flamante candidato a intendente sabe que va a necesitar todos los votos de la radical para conseguir un triunfo. Y esa tarea no será sencilla.

Detrás de ellos se ubicó Gustavo Pulti, con poco más del 17% de los votos. El líder de Acción Marplatense, que llegó a la elección con una boleta corta, dijo sin titubeos que su partido está vivo y que todavía tiene chances de volver a gobernar Mar del Plata. A partir de hoy, buscará instalar firmemente el mensaje de que es una alternativa al Frente de Todos y Juntos por el Cambio. Necesita que ese mensaje cale hondo para no perder votos de cara a octubre.

Carlos Arroyo, en tanto, se mostró derrotado en la conferencia de prensa. Luego de haber ganado la Intendencia con el 50% de los votos hace cuatro años este domingo perdió 45 puntos y quedó lejos del piso para meter concejales, que era su principal aspiración. 

Los otros dos espacios que lograron superar la barrera del 1,5% de los votos para competir en octubre fueron Consenso Federal, con Santiago Bonifatti, y el Frente de Izquierda, con Alejandro Martínez.