Mañana el país despide a Diego desde la Casa Rosada

El presidente Alberto Fernández cedió la Casa de Gobierno para el último adiós al máximo ídolo de la historia del deporte argentino. El impacto de una muerte atraviesa las distintas capas sociales de la Argentina.

El velorio de Diego Armando Maradona se inicará mañana viernes a las 8 de la mañana en la Casa Rosada y se estima que más de 1 millón de personas podrían asistir a la ceremonia de despedida.

La muerte de Maradona, ocurrida este miércoles a los 60 años, impactó en Argentina y en el mundo y deja huérfanas a las millones de personas que admiraron la carrera deportiva del considerado por muchos como el mejor jugador de fútbol del planeta.

El propio presidente Alberto Fernández declaró tres días de luto en memoria de quien ya era una leyenda en vida y ahora, con su muerte, reaviva los recuerdos de gloria que escribió con sus botines en la historia grande del deporte argentino.

En el mediodía de este miércoles, en una Argentina atravesada por la pandemia la noticia de la muerte de Maradona causó tal conmoción que dejó al país estupefacto. El titular dio en minutos la vuelta al mundo, un mundo que aun hoy, a más de tres décadas de su cumbre como deportista, lo sigue reconociendo, casi sin excepciones, como el mayor futbolista de todos los tiempos.

Hasta el brasileño “Pelé”, casi el único que disputa ese título con Maradona, lo reconoció hoy como una “leyenda” mundial y expresó su deseo de algún día poder jugar juntos “en el cielo”.

También Leo Messi, el mejor futbolista en actividad, expresó su tristeza por la muerte de Maradona: “Nos deja pero no se va, porque el Diego es eterno”. A las reacciones de futbolistas y clubes de todo el mundo se han sumado las de grandes estrellas de otros deportes, además de figuras del espectáculo y de la política en recuerdo de un “icono” de la cultura popular argentina que ha trascendido, por lejos, lo meramente deportivo.

“Nos llevaste a lo más alto del mundo. Nos hiciste inmensamente felices. Fuiste el más grande de todos. Gracias por haber existido, Diego. Te vamos a extrañar toda la vida”, escribió el presidente Alberto Fernández, que publicó además una foto en la que se lo ve abrazado a Maradona, cuya carrera profesional se inició en Argentinos Juniors, el club “de los amores” del jefe de Estado.

Su velorio

En tanto, Alberto Fernández anunció que el velatorio se realizará a partir del jueves en la Casa Rosada. El Gobierno nacional cedió la casa Rosada para que se lleve a cabo un velorio que será uno de los grandes momentos de la historia del país. Pocos ciudadanos, a través de su actividad, logró llegar tan profundo a la mayoría del pueblo, aún con sus contradicciones y sus retractores.

Se informó que se facilitará el ingreso de la prensa mundial que llegará al país para cubrir el velatorio del ídolo futbolístico mundial Diego Armando Maradona, en medio de las disposiciones por la pandemia de COVID-19.

Hasta el papa Francisco ha recordado “con afecto” y “en oración” a su compatriota, según informó el portavoz de la Santa Sede, Matteo Bruni. Y es que no hay argentino que este miércoles no recuerde las hazañas de “El 10” y que no se le escape un lagrimón rememorando el mítico gol a los ingleses en México’86, aquel “barrilete cósmico” que hoy remontó vuelo hasta la eternidad.

Maradona, campeón del mundo con Argentina en México 1986, falleció este miércoles, a los 60 años, en una casa de una urbanización privada de la periferia norte de Buenos Aires. Quien se desempeñaba como técnico del Gimnasia y Esgrima La Plata se había mudado a esa casa el pasado día 11 tras haber recibido el alta médica luego de varios días ingresado en dos centros de salud, primero por un cuadro de anemia, deshidratación y “bajón anímico” y luego por un hematoma subdural por el que fue operado.

Maradona también había sufrido en las últimas semanas “algunos episodios de confusión” que los médicos asociaron a “un cuadro de abstinencia”.

Mientras Argentina intenta salir de la consternación, los seguidores del fallecido astro se concentraban en la tarde de este miércoles al pie del emblemático Obelisco capitalino para homenajear allí a su ídolo. También lo hacían a las puertas de diversos estadios de fútbol, como la cancha del Argentino Juniors, en el barrio porteño de La Paternal, o en La Bombonera, el estadio del Boca Juniors, club en el que jugó Maradona y del que era fanático.

Comentarios

Dejá un comentario

Loading…

0

En Balcarce, otros 493 chicos serán beneficiarios de la AUH

Así despidieron los diarios del mundo al ‘D10S’ del fútbol