Macri repudió la violencia en Bolivia y pidió una salida democrática

El Presidente se refirió a la crisis institucional que atraviesa el país andino sin hacer mención a la renuncia del exmandatario Evo Morales.


El presidente Mauricio Macri​ repudió este martes la violencia que se vive en Bolivia tras la renuncia del exmandatario Evo Morales y pidió una salida democrática con “elecciones libres y justas”.

En una jornada organizada por el Cuerpo de Abogados del Estado, el Presidente evitó hablar puntualmente de la renuncia de Evo Morales que este mediodía aterrizará en México.

“Quiero dejar claro que repudiamos la violencia de cualquier tipo y bajo cualquier circunstancia“, dijo el mandatario cuando comenzó con su discurso.

Y continuó: “Creemos en el diálogo como único mecanismo de salida de cualquier crisis que pueda tener una Nación. Y entendemos que las elecciones son la mejor manera de transparentar la voluntad del pueblo boliviano, y que sus mecanismos previstos en su Constitución son los que van a permitir esta cuestión”.

En ese sentido, Macri destacó, tal como “establece la carta orgánica de la OEA” que “la celebración de elecciones libres y justas son esenciales para la democracia”.

“Por eso vamos a trabajar siempre en la región en paz por instituciones fuertes e independientes que renuncien a la violencia y consoliden la unidad de los pueblos. Estamos siguiendo el tema de cerca y esperamos que rápidamente puedan convocar nuevamente a elecciones”, añadió.

Esta no es la primera vez que el Presidente se refiere a la situación del país andino. Este lunes, antes de ingresar a una reunión de gabinete, Macri se mostró “preocupado” por la situación.