Macri desestimó acuerdo nacional con la UCR y apuesta a «tercera vía»

Aseguró que el triunfo en la localidad cordobesa de 20 mil habitantes «marca que algo que está pasando: que se viene un tsunami del cambio» y remarcó que esto «confirma que se puede» consolidar la estructura del PRO.


42
ANUNCIO. Macri piensa en terminar con el Impuesto a las Ganancias

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, consideró ayer «un paso muy grande para aquellos que creen en el cambio» el triunfo de la alianza UCR-PRO en las elecciones municipales de la ciudad cordobesa de Marcos Juárez, y desestimó ampliar el acuerdo con el radicalismo, al señalar que desde su espacio trabajan para consolidar la «tercera vía».
«Estoy muy contento. Más que por el resultado electoral, por lo que está pasando. Es un paso muy grande para aquellos que creemos que es necesario un cambio en la Argentina, lo que pasó ayer», analizó Macri.
Tras el triunfo del candidato a intendente por el frente UCR-PRO, Pedro Dellarossa, con un 36,48 por ciento de los votos, Macri dijo que en esa ciudad cordobesa se llegó a un acuerdo con otras fuerzas porque éstas «creyeron en la propuesta» de su espacio.
Consultado sobre si esta victoria, sumada a las declaraciones a favor de una alianza de la diputada Elisa Carrió y del senador Luis Juez, puede facilitar el entendimiento entre el PRO, la UCR y otras fuerzas de cara a los comicios de 2015, el jefe de Gobierno respondió que «ellos están trabajando en la idea de UNEN y nosotros creemos en lo que hemos marcado, que es una tercera vía».
Además, insistió, en diálogo con radio Vorterix, en que el triunfo en la localidad cordobesa de 20 mil habitantes «marca que algo que está pasando: que se viene un tsunami del cambio» y remarcó que esto «confirma que se puede» consolidar la estructura del PRO.
En el plano nacional, Macri expresó que no ve diferencias entre dos de sus potenciales rivales en las elecciones del próximo año: el líder del Frente Renovador, el diputado Sergio Massa, y el gobernador bonaerense, Daniel Scioli.
En tanto, el presidente del radicalismo, Ernesto Sanz, celebró ayer la victoria que una coalición entre su partido y el PRO obtuvo en la ciudad cordobesa de Marcos Juárez, pero advirtió que ese acuerdo «de ninguna manera tiene que ver» con el armado nacional de su fuerza, que seguirá en UNEN y sin vincularse a la agrupación que lidera el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.
En tanto, el Gobierno minimizó ayer la victoria obtenida por la coalición PRO-UCR en la elección del nuevo intendente de la ciudad cordobesa de Marcos Juárez, al considerar «de carácter local» el triunfo logrado por el espacio que conduce el jefe comunal porteño, Mauricio Macri.
En su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, el funcionario dijo que «en el contexto de una competencia de carácter territorial, es necesario observar los resultados desde la misma provincia de Córdoba como un resultado de carácter local».
Sin Ganancias
El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, aseguró ayer que en caso de llegar a la presidencia «no va a haber más impuesto a las ganancias para los trabajadores» y anunció que eliminará «todas las retenciones a la exportaciones», mientras que, en el caso de la soja, las rebajará «cinco puntos por año» hasta su desaparición.
«La inflación se va a acabar en mi gobierno y no va a haber más impuesto a las ganancias para los trabajadores, lo tiene que pagar la gente que mas plata gana, no cualquier trabajador producto de la inflación», afirmó Macri en declaraciones radiales.


ACORDÓ CON CRISTINA NO RETIRAR LA POLICIA FEDERAL

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, reveló ayer que acordó con la presidenta Cristina Fernández que no se retire a los efectivos de la Policía Federal de los barrios de la Ciudad donde actúa la Policía Metropolitana, tal como había anunciado el secretario de Seguridad, Sergio Berni.
«No se van», respondió el líder del PRO, a la consulta sobre si la Policía Federal se quedará en su distrito, y elogió al secretario de Seguridad, al advertir que «tiene sus cosas positivas». El jefe de Gobierno también señaló que el jueves habló con la mandataria con quien estableció «un compromiso de empezar, con tranquilidad y tiempo, una mesa para analizar cómo será el traspaso» de la Policía Federal a la Ciudad.
«Hay que enfrentar a una delincuencia que está cada vez más violenta. La gente se siente muy indefensa. Por eso, quedó un compromiso para coordinar el trabajo en estas comunas», precisó Macri sobre la comunicación que mantuvo con la jefa de Estado. De esta forma, confirmó que se dio marcha atrás a la decisión de Berni de retirar a los efectivos de la Federal de las comunas 12, 15 y 4, donde actúa la Policía Metropolitana.

Deja un comentario