Los documentos que prueban cómo Sasso violó el arresto domiciliario

En la mayoría de las ocasiones y tras la primera advertencia del Servicio Penitenciario, luego no atendió el llamado telefónico. Desde la familia del detenido hablan de «fallas de sistema».


En el marco de la causa que se le sigue al joven acusado de haber matado a la adolescente Lucía Bernaola el 4 de junio de 2017 en un siniestro vial en Alberti y la Costa, la familia de la víctima volvió a pedirle a la Justicia que dictamine el cese del arresto domiciliario que se le concedió a Federico Sasso.

Desde la defensa de Bernaola denunciaron irregularidades en la detención de Sasso y mencionaron «29 quebramientos» que constató en Balcarce el Servicio Penitenciario cuando el joven debía permanecer privado de su libertad en plena instancia investigativa.

Según el informe firmado por el Servicio Penitenciario Bonaerense en la mayoría de las ocasiones que se disparó la alarma de la tobillera electrónica luego no atendió el llamado telefónico. En las otras ocasiones, Sasso manifestó «estar en la habitación, durmiendo o en el living».

En general de las 29 veces que el monitoreo electrónico instalado en el domicilio ubicado en el edificio «Pucara» reportó irregularidades que no se habrían extendido por más de 15 minutos. Los antecedentes corresponden al periodo comprendido entre el 18 de diciembre de 2017 y el 4 de marzo de 2018.