Los cuadernos de las coimas: la viuda de Daniel Muñoz volvió a Comodoro Py y podría arrepentirse

Carolina Pochetti llegó a los tribunales y fue trasladada hasta el juzgado de Claudio Bonadio. El miércoles solicitó un nuevo defensor oficial.

La viuda de Daniel Muñoz, exsecretario privado de Néstor Kirchner, podría convertirse en una nueva arrepentida en la causa de los cuadernos de las coimas. Carolina Pochetti llegó a los tribunales de Comodoro Py, por segundo día consecutivo, y fue trasladada a la oficina del juez Claudio Bonadio.

Pochetti solicitó el miércoles un nuevo defensor oficial y Juan Martín Hermida fue seleccionado para ese cargo. La detenida debió cambiar su abogado ya que quien lo era al momento de la detención, Miguel Angel Plo, también está imputado en esta causa por haber participado de la supuesta venta de las propiedades que Muñoz tenía en Miami. El valor de esos inmuebles suman un total de US$ 70 millones.

Para la Justicia Muñoz era testaferro de Néstor Kirchner, y en sus escritos el chofer Oscar Centeno lo señaló como una de las personas que recibía los bolsos con las coimas que pagaban los empresarios, por lo que esos inmuebles, en realidad, eran una forma de esconder ese dinero.

Tras la muerte de Muñoz, Pochetti vendió las propiedades y a través de complejas maniobras de lavado sacó el dinero de los Estados Unidos. De esa operatoria participaron Elizabeth Ortiz de Municoy y Sergio Todisco, quienes ya declararon como arrepentidos. Ambos serían testaferros de Muñoz.

El último en sumarse a esta lista fue Juan Manuel Campillo, exsecretario de Hacienda de Santa Cruz, señalado como el primer valijero K, quien asesoró a la familia Muñoz para sacar los fondos de Estados Unidos.