Los artículos de primera necesidad aumentaron hasta 340% durante la era Macri

La harina, la leche y el pan fueron los alimentos que mayores incrementos tuvieron desde diciembre de 2015. Solo en marzo los comestibles subieron 6%.

La suba de precios que más duele en el bolsillo es la de los artículos de primera necesidad que integran la canasta básica. Y en los últimos tres años y medio alguno de esos bienes llegaron a aumentar hasta 340%, como en el caso de la harina.

El rubro de alimentos es, por lejos, el que más peso tiene en las mediciones oficiales de consumo. Por eso una variación en ese sector, como tuvo lugar en marzo (6%), termina conformando un índice general elevado, que en este caso fue de 4,7%, el mayor de los últimos cinco meses, según reveló este martes del Indec.

Pero a pesar de tratarse de artículos básicos para el consumo de los hogares, en algunos casos sus precios están directamente ligados a lo que suceda con el dólar. Si uno de esos bienes es exportable su valor en el mercado interno va a aumentar ante una suba de la divisa.

Uno de los ejemplos que grafica esta situación es la harina. Hacia fines de 2015, cuando tuvo lugar el cambio de administración en la Casa Rosada, el kilo costaba en supermercados porteños $7,15 en promedio, según el instituto estadístico porteño. La última cifra publicada este martes por el Indec marca que ese mismo producto ahora cuesta $31,56. Esto implica un incremento de 340%.

Otro de los bienes básicos que reflejó la creciente inflación de los últimos años fue la leche. En diciembre de 2015 valía $11,32, mientras que el último precio relevado por el Indec en el Gran Buenos Aires fue de$39,65 el litro, lo que significa que se encareció un 250%.

Una suba similar sufrió el paquete de fideos de medio kilo. Al comienzo de la administración Macri tenía un costo de $12,50. En marzo ya era de $43,89. Como uno de los componentes esenciales de las pastas es la harina, la devaluación también terminó impactando en su valor en las góndolas.

Eso mismo le sucedió al pan. El costo de su elaboración escaló en la medida en que se encareció la harina y marcó de esa manera un aumento de 190%, si se compara el valor en diciembre de 2015 ($27,5) y el mes pasado, de prácticamente $80 por kilo.

Un poco más atrás quedaron el pollo y el arroz, que en ambos casos tuvieron incrementos que rondaron el 170%. El agua mineral se actualizó en todo este lapso un 162% (desde $13,46 a $35,31 la botella de litro y medio) y por último el kilo de paleta, que subió desde el último mes de 2015 un 145%. Hoy en día cuesta $227 mientras hace casi tres años y medio se podía conseguir a $92,50.