Llegó a Mar del Plata la biblioteca flotante más grande del mundo

El buque amarró en el puerto marplatense este miércoles a noche. Se quedará hasta el 19 de agosto.

El buque Logos Hope, la biblioteca flotante más grande del mundo, amarró este miércoles en la escollera norte del puerto de  Mar del Plata y se quedará en la ciudad hasta el 19 de agosto.

La embarcación navega con casi un millón de libros -de 5.000 títulos distintos- y 400 tripulantes de 68 naciones, entre las que se encuentra la Argentina.  El objetivo de esta iniciativa de caridad, operada desde Alemania, es proveer acceso igualitario a la literatura, además de realizar trabajos de ayuda social y humanitaria.

El Logos Hope -cuyo nombre proviene de “logos”, que significa “palabra” en griego, y de “hope”, “esperanza” en inglés- entró en servicio en 2009 y es operado por la firma GBAShips, una organización internacional de origen cristiano sin fines de lucro.

Los tripulantes del Logos Hope son voluntarios de distintos países que “emprenden trabajos con organizaciones locales, ofreciendo ayuda práctica a las comunidades a través de distintas donaciones”.

“Más de 30 millones de visitantes” estuvieron en el buque “para adquirir libros que cubren una gran selección de temas, como ciencia, deporte, cocina, arte, medicina y libros infantiles así como también libros sobre fe y vida cristiana”, indicó la página OM (Operación Movilización) que organiza los recorridos.

El Logos Hope es operado por una organización benéfica sin fines de lucro asentada en Alemania, que desde 1970 promueve el intercambio cultural, servicio comunitario y librerías flotantes.

La librería flotante es financiada por tres fuentes diferentes. La primera son donantes generosos que creen en la visión de la ONG, que consiste en “traer conocimiento, ayuda y esperanza al mundo”. La segunda es a través de los miembros voluntarios de la tripulación que levantan el patrocinio para vivir a bordo y trabajar de manera gratuita.

La tercera es a través de las ventas de libros en la feria de libros. Lo recaudado por estas vías se utiliza para mantener la nave en funcionamiento (combustible, alimentos, etc.).

Además de la librería, la más grande del mundo en su tipo, el Logos Hope cuenta con un café internacional, teatro a bordo, eventos multiculturales y conferencias.