Llegaron a Mar del Plata, le abrieron el auto y le robaron una cuna y a su caniche

Erika es de Tandil y el sábado a la noche llegó para pasar el fin de semana en la ciudad. Le abrieron el auto en Rawson y Jujuy. «Tengo a Fran desde hace 8 años, tengo la esperanza de que aparezca», dijo.

Erika vino a Mar del Plata para pasar un fin de semana junto a su marido, su beba de dos meses y Fran, su perro de 8 años, con problemas de cadera y operado del corazón. Estacionó su auto en Rawson y Jujuy y bajaron para buscar las llaves del departamento que habían alquilado. Cuando volvieron le habían abierto el auto: del baúl se llevaron la cuna colecho, el cochecito y la rueda de auxilio y del interior, a Fran.

«Lo tengo desde hace 8 años. Es un caniche que ya está grande. Lo operaron del corazón y tiene problemas de cadera, no camina mucho.  Tengo la esperanza de que aparezca», le dijo Erika a 0223, visiblemente angustiada.

Esta familia de Tandil llegó a Mar del Plata temprano. Habían alquilado un departamento por la avenida Colón y tenían que retirar la llave en Rawson y Jujuy. Cerca de las 20 bajaron todos por que Erika aprovechó para calentarle la mamadera a Alma, su bebé de dos meses. «Por eso nos demoramos», contó Erika.

Cuando volvieron se encontraron con el auto abierto y descubrieron que les habían robado. Fueron hasta la comisaría primera donde les explicaron que por el lugar en el que había ocurrido el hecho les correspondía ir a la seccional segunda. «Yo estaba tan angustiada que le dije a mi marido que nos volviéramos a casa. Paramos en una estación de servicio donde había un patrullero y un policía muy amable nos tomó la denuncia», dijo Erika, que espera novedades sobre el paradero del caniche en su casa.

La relación de la joven con su mascota es especial. Contó que durante el embarazo, Fran estuvo todo el tiempo pegado a la panza. «Cuando nos fuimos a la clínica para que nazca Alma Fran estuvo dos días sin comer hasta que volvimos», dijo a modo de ejemplo.