Fue en Holanda. La chica de 17 años había sufrido el ataque sexual cuando tenía 11. La autobiografía que relata su lucha.

Tras una larga batalla legal, una adolescente de 17 años consiguió que la Justicia le otorgara la eutanasia, legal en Holanda, después de años de sufrimiento psíquico por una violación que sufrió cuando era una nena.

Noa Pothoven murió el domingo en su casa, con la asistencia médica que le proporcionó una clínica especializada. Había dicho que no soportaba más vivir debido a su depresión. La adolescente sufría también de estrés postraumático y anorexia.

En su autobiografía «Ganando o perdiendo (Winning or learning)», detalló la lucha que llevó durante seis años contra la profunda depresión que le despertó un doble ataque sexual que padeció a los 11 años.

«Yo era joven. Tenía 11 años cuando empezó esto. En ese momento, era perfeccionista, algo que me ponía tensa porque quería hacer todo perfectamente en la escuela. Sin embargo, todavía era bastante normal hasta que fui atacada dos veces, hasta que fui violada. Después de eso no quedó nada de mi vida. Solo sobrevivir», escribió Pothoven.

Antes de la eutanasia, en varios posteos, la chica había dicho que su decisión podía ser «una sorpresa» pero que en realidad siempre fue un «plan que estuvo allí por un largo tiempo» y que no era impulsivo.

Noa había manifestado su malestar varias veces desde muy joven. En su obra intentó dejarle una ayuda a los jóvenes más vulnerables para que luchen por la vida, lamentando que en Holanda no haya estructuras especializadas donde los adolescentes puedan conseguir apoyo físico y psicológico en casos similares.

En su último posteo en Instagram, la joven se despidió. «En este caso, amor es dejar ir», les pidió a sus seguidores para que no intentaran hacerla cambiar de idea.

En Holanda la eutanasia puede ser concedida a partir de los 12 años, pero solo después de que un médico haya certificado que el sufrimiento del paciente es insoportable y que no tiene otra salida. En 2017, 6.585 personas pidieron y obtuvieron esta condición, un número que representa el 4,4 por ciento de las muertes totales del país.

COMENTÁ