Las farmacias bonaerenses importarán y entregarán aceite de cannabis

Serán las intermediarias entre pacientes que padecen epilepsia refractaria y el producto extranjero; lo harán con receta médica y un poder especial del enfermo.

En los próximos días, las farmacias bonaerenses podrán empezar a dispensar el aceite de cannabis a pacientes con epilepsia refractaria o resistente a los tratamientos disponibles que cuenten con la indicación médica de uso del producto.

Por medio de un poder que cederá el paciente o su representante y la receta correspondiente, los farmacéuticos iniciarán el trámite para la importación del aceite de cáñamo por medio de un permiso especial que expide la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) para uso compasivo, que es cuando faltan opciones terapéuticas en el país.

Con esta iniciativa del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires, que tuvo buen resultado en una prueba piloto realizada en Bahía Blanca la semana pasada, se le facilita un trámite nada simple ni rápido a los pacientes o sus familiares y se garantiza que el producto contenga lo que indica la etiqueta.

«No es venta, sino la dispensa del aceite de cannabis solo para el tratamiento de la epilepsia refractaria, con receta médica y de acuerdo con la normativa aprobada por la Anmat para la importación del producto», explicó María Isabel Reinoso, presidenta de la institución que agrupa a los profesionales de 4479 farmacias en territorio bonaerense.