La verdad detrás del supuesto auricular en la oreja derecha de Macri en el debate

Los usuarios se preguntaron si el presidente rompió las reglas en el segundo intercambio entre los seis candidatos.


Así como el primero, el segundo debate presidencial entre los seis candidatos dejó varias polémicas. Los fuertes cruces por la corrupción, el frío saludo entre Mauricio Macri y Alberto Fernández o el apodo “Micky Vainilla” que Nicolás del Caño le puso a Miguel Ángel Pichetto, fueron algunos de los momentos más comentados de lo sucedido en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires durante la noche del domingo. 

A todo eso se sumó una imagen que generó confusión en las redes sociales. Muchos usuarios comenzaron a preguntarse lo mismo: ¿Mauricio Macri tenía puesta una cucaracha durante el debate?

La teoría se reforzaba con diversas fotografías que mostraban de diferentes ángulos un supuesto auricular en la oreja derecha del primer mandatario y candidato a presidente. 

Desde Twitter y Facebook muchos usuarios insistían con que el referente de “Juntos por el Cambio” estaba rompiendo las reglas ya que los participantes del intercambio público sólo podían tener telepronter, un dispositivo que les permite leer a través de una pantalla un texto, pero no ningún tipo de ayuda extra para expresar sus ideas. 

Incluso, Araceli Ferreyra, diputada nacional del Frente para la Victoria, publicó un tuit con una fotografía de Mauricio Macri con un círculo rojo en su oreja derecha. “¿Qué es esto? hay que confirmar urgente si es cierto o no”, acusaba la mujer en su posteo. 

Sin embargo, según pudo comprobar Reverso, esta teoría es falsa. En el registro fotográfico que la organización tuvo del debate, comprobó que el Jefe de Estado no tuvo ningún audífono o dispositivo similar en ninguna de sus orejas.

Reverso se contactó con Federico López Claro, fotógrafo de la Corresponsalía en Buenos Aires de Los Andes, para obtener tomas de Macri durante el debate. En las imágenes enviadas por el fotógrafo se puede ver que, efectivamente, el Presidente no tenía ningún auricular en ninguna de las dos orejas.