La oposición insiste con el estado de la Comisaría: «el edificio se nos va a caer encima, ya le cabe una clausura»

El Concejo sesionó anoche y aprobó una serie de pedidos de informes relacionados con el acceso a San Agustín y el estado de la casa del estudiante ubicada en La Plata. Además, pidieron que se evalúe el traslado de la Estación de Policía.

En el marco de la octava sesión ordinaria, los concejales del oficialismo y la oposición aprobaron una serie de pedidos de informes relacionados con el acceso a San Agustín, el estado del edificio donde funciona la Estación de Policía y la falta de mantenimiento que evidencia la casa del Estudiante que funciona en la ciudad de La Plata.

El concejal de Cumpir, José Luis Pérez, se refirió a las imperfecciones que presenta el ingreso a la vecina localidad y dijo: «ya no tiene sentido hablar si lo contratado era un bacheo o repavimentación. Lo concreto es que el pavimento ya sufrió un deterioro notable, al punto de que el estado del camino es lamentable».

Pérez agregó además que «más allá de que Vialidad de la Provincia estuvo a cargo de la obra, es responsabilidad del Ejecutivo Municipal aclararle a todos los balcarceños de cómo se hizo, si se cumplió con lo estipulado en el pliego y si el precio que se pagó es el correcto».

A su turno, la edil de Cumplir, Mónica Llarena, se explayó sobre el estado «lamentable» que presenta la Comisaría y pidió que se evalúe el posible traslado de la dependencia: «la deficiencia edilicia es grave. Uno entra a la Comisaría y ya comienza uno a ver techos caídos, oficinas inhabilitadas y baños que no cumplen con las mínimas condiciones de seguridad e higiene», detalló.

Y agregó: «si pretendemos tener una seguridad de calidad, es prioridad ocuparse de la calidad que deben tener los trabajadores en su lugar de trabajo para mejorar además la calidad de la atención. El Gobierno debería prestarle mucha atención a este tema porque el edificio se nos va a caer encima. Legalmente entiendo que ya le puede caber una clausura».

Por último, la concejal de Unidad Ciudadana, María Pajín, pidió que el Ejecutivo Municipal gestione los arreglos necesarios en la casa del estudiante: «tomamos conocimiento de filtraciones y goteras. Es necesario para que los chicos que habitan el lugar puedan vivir en condiciones dignas, que el Ejecutivo o la inmobiliaria que administra el edificio se hagan cargo de esas roturas», mencionó.