La odontóloga Gissella Solís murió envenenada con un insecticida

11/02/2019
En el cuerpo encontraron uno de los componentes de la sustancia tóxica que tenía su pareja cuando se suicidó.

La odontóloga Gissella Solís murió envenenada con un insecticida. Así lo determinó el resultado complementario de la autopsia, que indicó que en el cuerpo encontraron uno de los componentes de la sustancia tóxica que su pareja Abel Casimiro tenía en su poder cuando se suicidó. Solís estuvo desaparecida durante 14 días y su cuerpo fue hallado a un costado de un camino, entre Punta Lara y La Plata.

«Se encontraron partículas de ‘metomilo’ en el organismo de Gisella. Me da la impresión de que mi hermana ni se enteró de que la estaban envenenando, creo que se lo han suministrado estando dormida», dijo su hermana Mariela Solís. El resto del veneno podría haberse disipado del cuerpo, como ocurre con ese tipo de productos.

Ultimas Noticias

Balcarce se movilizó en defensa de la universidad pública

Robó una yegua y una batería y fue aprehendido

Camión sufrió el desprendimiento del carro, volcó el zampi que transportaba e impactó a un auto

En la Casa del Bicentenario se realizó el lanzamiento de los Juegos Bonaerenses 2024

Nicolás Kasanzew, cronista de la guerra de Malvinas, llega este viernes a Balcarce