La ley del aborto tuvo dictamen en el Senado mientras el Presidente trata de asegurar los votos que faltan

El presidente gestiona los votos que faltan con los gobernadores, pero no la tiene fácil. Apunta a otra ayuda de Uñac. La rionegrina Larraburu se inclinaría a favor, pero el radical Marino no colabora.

El proyecto que autoriza la interrupción del embarazo tuvo dictamen este jueves en el Senado y Alberto Fernández se sumó a la reñida negociación con el objetivo de alcanzar los votos que restan y convertirlo en ley el 29 de diciembre.

En la Cámara alta verdes y celestes se adjudican una mayoría aunque con algunos indecisos que no permiten garantizarle 37 aliados, necesarios para llegar al quórum, habilitar una votación y ganar la partida sin riesgos.

Pero para que sea ley hace falta contar los votos en la sesión y los números siguen bien parejos. Aún así, la oficialista Anabel Fernández Sagasti, a cargo de juntar voluntades entre los suyos, confirmó que habrá sesión en la fecha indicada a suerte y verdad.

«Quiero invitarnos a que nos escuchemos y a pesar de que nuestras convicción y nuestras diferencias busquemos un punto en común para trabajar en esta temática que es importante y que todavía la tenemos que saldar. Transitemos este camino hasta el 29», convocó la mendocina. Según supo LPO, en estas semanas el presidente pidió involucrarse en la rosca con citas a indecisos y, sobre todo, un diálogo con gobernadores que puedan ayudar.

Ya lo consiguió en Diputados, donde fueron claves el sanjuanino Francisco Guevara y la misionera Flavia Morales, ambos cercanos a sus mandatarios Sergio Uñac y Oscar Herrera Ahuad, quien sigue bajo el mando tácito de su vice Carlos Rovira.

En el Senado esperan una ayuda similar de la sanjuanina Cristina López Valverde y la misionera Magdalena Solari Quintana, pero por ahora no las confirman. Ocurre que en esta cámara el peronismo celeste tiene como operador nada menos que al jefe del Frente de Todos José Mayans, formoseño y leal a su gobernador Gildo Insfrán.

Mayans no ocultó su vocación de frustrar la ley como sea, por más que el presidente la presente como la única buena noticia a dar en un complicado fin de año. Participó de los plenarios de comisión y defendió a cada expositor que habló en contra.

En la Rosada también rodean a otros declarados indecisos del Frente de Todos como Edgardo Kueider, que aparece verde en varios chats; y a Silvina García Larraburu, la rionegrina que en 2018 definió votar en contra poco antes de la sesión.

Comentarios

Dejá un comentario

Loading…

0

La oposición reclama fondos «suficientes» para el abordaje de la violencia de género

Provincia relanzó el sitio web de Turismo con información útil sobre la temporada de verano