La Justicia ordenó verificar el estado de uno de los hoteles de la familia Kirchner

Se trata del complejo Los Sauces, que está a nombre de Máximo y Florencia, los hijos de la ex presidenta.


El Tribunal Oral Federal 5 ordenó que el próximo miércoles el interventor que administra el hotel Casa Patagónica Los Sauces, que está a nombre de Máximo y Florencia Kirchner, viaje para constatar en qué estado se encuentra, en relación con una causa por lavado de dinero contra la familia.

Así lo resolvió el Tribunal el viernes pasado, tras mantener una audiencia en Comodoro Py de la que participaron el interventor; el abogado Carlos Beraldi, defensor de los hijos y la ex presidenta Cristina Kirchner en la causa; el fiscal Diego Velasco; y la querella a cargo de la Unidad de Información Financiera (UIF), entre otros.

La intervención del bien fue ordenada entre junio y julio de este año por decisión del tribunal que tendrá a cargo el juicio, pese a que en 2016 el juez instructor Claudio Bonadio había dispuesto una inhibición y embargo generalizado, pero el hotel en cuestión nunca había sido afectado por esa medida.

Si bien había una inhibición y un embargo sobre el hotel y los bienes heredados por Florencia y Máximo Kirchner, Los Sauces nunca fue afectado, y cuando el Tribunal Oral le hizo la consulta al Registro de la Propiedad Inmueble de Santa Cruz constató esa situación.