La Justicia brasileña le redujo la pena a Lula da Silva y podría salir de la cárcel este año

Los jueces hicieron lugar al pedido de la defensa del ex presidente y acortaron la condena a 8 años y 10 meses.

El Tribunal Superior de Justicia brasileño aprobó este martes la reducción de la pena de Luiz Inácio Lula da Silva, en 4 años y 3 meses. De este modo, el ex presidente podría tener la posibilidad de cumplir la pena en arresto domiciliario a partir de septiembre.

Los jueces Felix Fischer, Jorge Mussi y Reinaldo Soares da Fonseca hicieron lugar a la apelación de la defensa del ex mandatario y acortaron su condena, que era de 12 años y 1 mes. De esta forma, aprobaron que sea de 8 años y 10 meses.

Este fallo, que no podrá ser revertido por el último magistrado del Supremo Tribunal de Justicia (STJ), permitirá a Lula, de 73 años, beneficiarse antes de fin de año de un régimen semiabierto con derecho al trabajo, de acuerdo con expertos judiciales.

El fundador del Partido de los Trabajadores está preso desde el 7 de abril de 2018 en la Superintendencia de la Policía Federal, en Curitiba, por haber recibido como soborno de una empresa un departamento en el balneario Guarujá.

Esta fue la primera vez que un tribunal superior analizó a través de una sesión plenaria los recursos presentados por la defensa sobre la sentencia, en la segunda instancia del Tribunal Regional Federal 4.