Los ex jefes de Gabinete Aníbal Fernandez y Jorge Capitanich, junto a Gabriel Mariotto, Luis Segura y otros dirigentes, enfrentaran el banquillo por el programa que inauguró Cristina Kirchner en 2009.
Capitanich y Fernández.

La jueza seguirá investigando la pata financiera de la causa. No obstante, al enviar el caso a juicio y concluir una investigación que se inició en el 2014, Servini sostuvo que el programa FPT que debía «conjugar el éxito de una decisión política y social» se transformó en un subsidio a los clubes que terminaron incrementando sus pasivos.

El 20 de agosto de 2009, la entonces presidenta Cristina Kirchner anunció junto a Diego Maradona y el jefe de la AFA en ese momento, Julio Grondona, la presentación del acuerdo de televisación del fútbol entre el Gobierno y la AFA. Hasta ese momento, los derechos eran de la firma TyC Sports.

«Dimos un paso en la democratización de la sociedad. ¿Saben por qué? Porque no es posible que solamente el que pueda pagar mire un partido de fútbol, que además le secuestren los goles hasta el domingo, aunque pagues igual, como te secuestran la palabra o te secuestran las imágenes, como antes secuestraron y desaparecieron a 30 mil argentinos. Yo no quiero más secuestros», dijo en aquel momento la ex jefa de Estado.