La familia de Gómez exige justicia

Luego de que la jueza caratuló la causa como “exceso en la legítima defensa”, la familia de la víctima expresó todo su malestar.


54
JUSTICIA. Es el reclamo de toda la familia de Cristian.

En la intimidad de su casa, las hermanas de Cristian Gómez, Carolina y Noelia y su padre, Ramón, atendieron a El Balcarceño y contaron sus sensaciones luego de la mejoría en el estado de salud. Además, mostraron su bronca de cara a la carátula que le puso la jueza Patricia Gutiérrez a la causa: “Si yo golpeó de esa forma a este muchacho, la Justicia va a tener la misma piedad conmigo y me va a dejar libre”, sostuvo Ramón.

EL ESTADO DE CRISTIAN

Carolina, la hermana mayor de Cristian, se mostró esperanzada por la recuperación y agradeció todas las demostraciones de afecto recibidas: “La recuperación se está dando de forma muy rápida. Ayer pude entrar en su habitación y contarle de todas las demostraciones de cariño que recibimos hacia él. Desde gente que se acerca hasta casa o que llama y otros que nos escriben por las redes sociales. Hay mucha gente pendiente de él, que desde el primer día está haciendo fuerzas para que se recupere y vuelva a estar con nosotros”, sostuvo. Y agregó: “Pude decirle todo lo que lo amo, al igual que mi papá. Yo tengo cuatro nenes y Cristian tiene una gran relación con uno de ellos. Es por eso que le conté que le mandaban un abrazo, me agarró fuerte de la mano y se le cayeron unas lagrimas”.
Por otra parte, contó detalles del estado de salud de Cristian y explicó el mensaje de los médicos del Hospital Interzonal de Mar del Plata: “Los médicos nos dijeron que tiene un dios aparte. Además nos contaron que le está poniendo una fuerza increíble desde el primer día para salir adelante, y que su recuperación viene siendo muy buena y rápida. Está anestesiado porque nos escucha y en seguida quiere hablar o saber que pasa, pero por ejemplo, ya en el segundo día de internación le sacaron el respirador y puede respirar por sus propios medios”.
Según Carolina, la zona más afectada es la mandíbula, aunque también resaltó que no tuvo golpes en la cabeza: “Al tener muchas fracturas, el médico nos comentó que van a esperar hasta la semana que viene para volver a intervenirlo. Más allá de eso ya le hicieron una reconstrucción de mandíbula el martes. Cristian tiene todos los huesos de la pera destruidos y la mandíbula despedazada en cinco partes. Por suerte tiene los órganos internos en buen estado y no se golpeó la cabeza, algo que le podría haber traído complicaciones”, resaltó.
A su vez, se mostró preocupada porque Cristian necesita una placa de titanio para reponerse de las fracturas, una pieza de un alto valor: “Necesita una placa de titanio que sale 25 mil pesos. El doctor la solicitó en el Hospital, pero demoran mucho tiempo, así que le pedimos a la gente si puede colaborar y darnos una mano”.

LA AGRESIÓN

Carolina recordó paso a paso el momento de la agresión a su hermano y detalló el inicio del conflicto: “Todo arrancó con una pelea, mano a mano, entre Cristian y este chico que lo terminó lastimando. El había estado desde un primer momento en la iglesia con mi padre y desde ahí vió que Díaz intentaba robar un auto de uno de los chicos que va a la iglesia. Al salir del lugar, se pelearon y cada uno fue por su lado. Más tarde, cuándo mi hermano volvía a casa, se encontró con que lo estaban esperando y lo golpearon con un hacha por la espalda. Cristian quiso correr, pero se cayó en el suelo y ahí le volvió a pegar”.
A su vez, coincidió con la declaración de los cinco testigos quiénes reconocieron la presencia de dos personas más golpeando a Cristian tendido en el piso: “Cualquiera que ve el cuerpo de mi hermano va a observar que tiene golpes y hematomas en todo el cuerpo, no solo en la cara y la espalda. Eso es porque los dos hermanos más chicos de Díaz también lo golpearon”, dijo. Y añadió: “Cuándo lo estaban golpeando a Cristian, una persona quiso meterse en el medio para detener la golpiza y Díaz le tiró golpes hacia él también”
Ramón es el padre de Cristian y visiblemente el más molesto de la familia: “Él tenía buena relación con Díaz, es más, yo le decía que no se junte con él, porque todos saben en el barrio todos los problemas en los que estuvo metido”, declaró. A su vez, contó su primera sensación al ver el cuerpo de su hijo tendido sobre el piso: “Cuando llegué y lo vi tendido en el piso, lo primero que pensé era que estaba muerto. Lo recosté para que no se ahogue con su sangre y esperé que llegue la ambulancia”.
Finalmente, Ramón cuestionó el accionar de la justicia y adelantó: “Lo que acaba de hacer la justicia no tiene nombre. Espero que quede detenido, porque si vuelve al barrio no se qué es lo que va a pasar”.

ACLARACIÓN

En la noche del pasado sábado y por motivos que se desconocen, la vivienda del joven que registra más de veinte ingresos en la comisaría fue incendiada. Ante versiones falsas que circularon en los últimos días, el padre de Cristian Gómez se encargó de aclarar: “El día antes de que golpearan a Cristian, se prendió fuego la casa dónde vivía Díaz. Muchos quisieron relacionar los hechos pero no tiene nada que ver uno con otro. Es más, mi hermano fue el primero en ayudar cuándo se enteró del incendio. Él lo consideraba su amigo, alguien de su grupo. Y la gente del barrio tiene bien en claro que nadie de acá incendió esa casa. Todos sabemos quién fue”, indicó Noelia, otra de sus hermanas.
Para finalizar, Carolina dejó un mensaje: “Nunca diríamos que mi hermano es un santo. El tiene muchos defectos, pero un corazón enorme, y nada justifica la agresión. La gente tendría que saber todo lo que hizo en el barrio durante las últimas inundaciones. Hasta un funcionario de la Municipalidad lo subió a su camioneta para que le dé una mano. Y él no tenía ninguna necesidad, porque nuestra casa estaba a salvo, pero ayudó a toda la gente del barrio”.

Deja un comentario