La confesión del autor del femicidio que conmocionó a España: «Traté de violarla, pero no pude»

20/12/2018
El acusado reveló detalles de cómo fue el ataque a Laura Luelmo, una profesora de 26 años.

Luelmo murió por un fuerte golpe en la cabeza. Había sido agredida sexualmente.

Laura Luelmo, una profesora de 26 años, se había mudado hacía unos pocos días a un pueblo de Huelva, en el sur de España, cuando desapareció. Después de casi una semana de búsqueda, su cuerpo fue encontrado este lunes por un vecino escondido en una zona boscosa. Bernardo Montoya, un hombre con antecedentes por homicidio y robo, está detenido por el hecho y reveló en las últimas horas cómo fueron los últimos momentos con vida de la víctima.

El detenido por el asesinato de Luelmo tiene 50 años y dos condenas cumplidas. Por el crimen de una anciana de 82 años fue sentenciado a 17 años de prisión en 1995 y a otros dos después por robo con violencia. Recién desde hace unos pocos meses se encontraba de vuelta en libertad y se había instalado en una casa frente a la que ocupaba la joven asesinada. Todas las sospechas recayeron rápidamente en él y, acorralado, en las últimas horas confesó.

El relato del asesino:

«Ella salió de su casa y se me acercó a preguntarme algo. Yo estaba sentado en una silla en la puerta de la mía, que está enfrente. Me dijo: ‘Hola, vecino. ¿Sabrías de algún supermercado por aquí?. Es que soy nueva'».

Montoya le dijo que sí, pero la engañó. La mandó directo a un callejón sin salida donde no había ningún comercio y en cuando la joven se alejó, fue a buscar su auto para llegar antes que ella. Cuando apareció y advirtió su presencia, lo miró sorprendida. «¿Qué haces aquí?» Dónde está el supermercado?», le preguntó.

«Entonces, sin decir palabra, la agarré y golpeé con violencia su cabeza contra el maletero de mi coche. Quedó inconsciente en el suelo. Tenía una cuerda en el vehículo y aproveché un trozo para atarle las manos a la espalda».

Luelmo estaba desmayada y en ese estado la metió dentro del baúl, envuelta en una manta. Su objetivo desde el principio fue violarla, por eso la llevó hasta la zona de El Campillo donde unos días después encontraron su cuerpo.

«Al llegar, la desnudé de cintura para abajo y traté de violarla, pero a pesar de que ella estaba inconsciente, no lo conseguí. Lo intenté, pero nada. Juro que al final no la agredí sexualmente», declaró Montoya ante la Guardia Civil. Después, manifestó, se asustó y se fue corriendo, aunque aseguró que cuando lo hizo ella «todavía estaba viva».

La autopsia:

Según el informe de los forenses, la víctima murió por «un fuerte golpe» en la frente con objeto contundente, «un palo o una piedra», entre el 14 y el 15 de diciembre. También determinaron que sufrió un abuso sexual, en contraposición con la declaración del acusado.

Ultimas Noticias

Guillén cruzó a los empleados de ANSES: «Son unos sinvergüenzas que le mienten a la gente»

Remiseros plantearon sus inquietudes ante el Municipio

Por la invasión de mosquitos se fumigó el predio del Polideportivo Municipal

El FOGABA entregó créditos por más de 750 millones de pesos a PyMES balcarceñas

El mejor Mountain Bike del país llega a Balcarce con la primera fecha del Abierto Argentino