La cantidad de pasajeros que llega al aeropuerto de Mar del Plata aumentó 346% en los últimos diez años

Según la ANAC, mientras en 2008 unas 50.000 personas llegaron a la ciudad vía avión, en 2018 el mismo número alcanzó los 222.685 pasajeros. Para el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, Mar del Plata no quedó afuera de la «revolución de los aviones» de los últimos tres años.

Al referirse a Mar del Plata, la mejora en la conectividad aérea es uno de los aspectos que más celebra el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich. El incremento en los vuelos es, también, un as que integrantes de la gestión del intendente Carlos Arroyo suelen sacar de la manga a la hora de enumerar logros alcanzados durante su administración.

Es que los números que maneja el Ente Municipal de Turismo (Emtur) muestran un panorama más que positivo para la ciudad en términos de conexiones estratégicas con el resto del país y dan cuenta de un significativo incremento del tránsito en el Aeropuerto Internacional Astor Piazzolla: mientras en 2008 unas 50.000 personas arribaron a la ciudad vía avión, en 2018 el mismo número aumentó un 346%, alcanzando los 222.685 pasajeros anuales. Si se tiene en cuenta el total de pasajeros que pasaron por el aeropuerto, el número asciende a 453.000, según detalló el mismísimo ministro Dietrich, en una nota con la prensa local.

El incremento de personas que eligen llegar a la ciudad por aire también se refleja en los registros generales: el año pasado, el 2,7% de los arribos anuales fue por avión, mientras que el 1,9% fue en tren, el 15,6% en colectivo y el 79,9% en auto, según se desprende de la base de información que la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) brindó al área coordinada por la presidenta del Ente, Gabriela Magnoler.

Hasta el momento, los últimos datos conocidos en referencia al transporte elegido para llegar a destino eran los difundidos por la Red Mar del Plata Entre Todos, en el que señalaban que, durante la temporada de 2017 -época en la que naturalmente la cantidad de vuelos aumenta considerablemente en relación al resto del año-, los arribos por avión habían trepado a un pico histórico, tras una paulatina tendencia creciente que se venía percibiendo desde 2011: de los arribos totales, un 1,21% habían sido vía aérea. Dicho registro también ubicaba al colectivo con un 16,48% y al auto con un 82,31%. El tren aún no estaba en funcionamiento.