La Asociación Cooperadora del Hospital agradeció el apoyo de la población

Desde el centro asistencial destacaron el acompañamiento de la comunidad, que desde la inauguración de la nueva UTI ha colaborado con mano de obra, provisión de materiales y donaciones.


La Asociación Cooperadora del Hospital Municipal Felipe A. Fossati y la Unidad de Terapia Intensiva expresaron el agradecimiento a toda la población de Balcarce, a las diferentes empresas de la ciudad y la zona, como también a todas las personas que colaboraron con su mano de obra, provisión de materiales y donaciones.

En diciembre de este año la Asociación Cooperadora del centro asistencial cumplirá 50 años de su creación, trabajando en pos de poder cubrir las necesidades que surgen en el día a día del nosocomio.

“Eran muchos los festejos que teníamos programados, que más allá de servirnos para reunir fondos, era una posibilidad para mostrar a la sociedad el trabajo que se hace desde adentro del centro de salud. Una pandemia truncó los proyectos, pero nos puso una meta mucho más grande como lo fue la de equipar la nueva UTI, de modo tal de prepararnos de la mejor manera posible para afrontar y cubrir las necesidades que nos depararía el tratamiento de los pacientes con COVID-19”, aseguraron los suscribientes.

La campaña de la nueva UTI generó un impacto sumamente positivo que hizo posible superar el objetivo fijado. Gracias a la campaña se adquirió el mobiliario para dotar la Sala de Enfermería, mesas, sillas, heladera, microondas, y los siguientes elementos en aparatología: un videolaringoscopio reusable con cuatro ramas, un laringoscopio Macintosh, un desfibrilador D3 Basic Mindray, un electrocardiógrafo Mindray, 10 bombas de infusión Mindray, ocho mesas para comer de internación, un carro de emergencia, dos lockers de seis puertas cortas, un locker de ocho puertas cortas, 10 placas sonoras Economy, cuatro camas hospitalarias New Care de última generación, un respirador y dos porta placas.

También se recibió el aporte de siete bombas de infusión del Centro de Acopiadores Zona Puerto Quequén, un respirador donado por la empresa KWS y cuatro camas de internación New Care de última generación cedidas por Sopraga y “El Monerío”.

Fue una tarea intensa, pero nos llenó de orgullo y satisfacción poder llegar a la meta. Por ello, agradecemos a la comunidad de Balcarce por el apoyo y por ayudarnos a hacer posible contar con la Unidad de Terapia Intensiva totalmente equipada y en funcionamiento, lo que hace posible poder emprender, a partir de hoy, nuevos proyectos”, esgrimieron la Cooperadora y la Jefatura de Terapia, a través de las firmas de sus responsables, Patricia Mansilla y José Mateos, respectivamente

Secuestran un camión con el número de chasis adulterado

Estafas: denuncian falsos alquileres a través de Facebook