La adolescente violada en un camping de Miramar reconoció a tres de los cinco detenidos

La fiscal ordenó liberar a los jóvenes que no fueron señalados por la chica. Espera las comparaciones de ADN.

La chica de 14 años que fue violada el 1° de enero en Miramar reconoció como sus agresores a tres de los cinco detenidos por el hecho. Luego de la confirmación, la fiscal de la causa ordenó liberar a los dos sospechosos que no fueron identificados por la víctima como cómplices del delito.

Según informaron fuentes cercanas a la causa, la adolescente participó este martes a la mañana de unarueda de reconocimiento fotográfico de los imputados. Durante la misma, señaló a Juan Cruz VillalbaLucas Pitman y Tomás Jaime como los autores del ataque sexual.

Los cinco jóvenes de entre 21 y 23 años de edad se encuentran presos desde hace 21 días en la Unidad Penal 44 de Batán. Florencia Salas, la fiscal a cargo de la investigación, solicitó este mediodía al juez de Garantías Roberto Saúl Errandonea la liberación de Roberto Costa y Emanuel Díaz, que no fueron señalados por la víctima y contra los que no existen pruebas pendientes que acrediten su participación en el hecho.

Entre tanto, Salas espera los resultados de los cotejos de ADN para resolver si solicita la prisión preventiva de los tres acusados, para lo que tiene tiempo hasta el 30 de enero.

La semana pasada, la instructora judicial envió a la Asesoría Pericial de La Plata las muestras de sangre extraídas a los detenidos para su comparación con los restos de semen encontrados en el cuerpo y en la ropa de la adolescente. Por otra parte, la fiscalía ya recibió el informe del peritaje de los teléfonos secuestrados a los sospechosos, solicitado días atrás.

Según la denuncia, el hecho ocurrió la madrugada del 1 de enero. La víctima se encontraba con sus padres en un bungalow del camping “El Durazno” y los cinco jóvenes habían acampado en las cercanías. Luego del brindis de año nuevo, la madre de la chica se dio cuenta que no estaba y comenzó a buscarla por el predio, hasta que la vio en una carpa junto a los imputados.

Los cinco fueron detenidos y declararon ante la fiscal. Durante el interrogatorio, dos de ellos dijeron haber tenido relaciones con la menor, aunque aseguraron que habían sido consentidas. Por otra parte, la chica declaró en Cámara Gesell. Tras haber oído su testimonio, la investigación fue caratulada como “abuso sexual con acceso carnal agravado”.