La denuncia la realizó el médico que atendió a una menor de cuatro años. Sus hermanos también presentaron los mismos síntomas.


Este viernes se abrió una investigación a raíz de una denuncia que realizó un médico luego de diagnosticar son sífilis a una nena de cuatro años que junto a su madre asistió a un Centro Integrador Comunitario (CIC).

En las últimas horas se constató que otros tres hermanos de la nena también presentaban los mismos síntomas y que padecían la misma enfermedad. Se trata de dos niños de un año y medio y y una menor de 11 años.

Los cuatro menores fueron internados en el Hospital Municipal donde se encuentran bajo tratamiento específico. La Justicia aguarda ahora el informe que deberá elaborar el médico legista del Departamento Judicial de Mar del Plata quien determinará si las lesiones fueron o no provocadas por ataques sexuales sufridos por los cuatro menores.

Este mismo viernes, el Fiscal Rodolfo Moure se hizo cargo del caso y solicitó las primeras medidas de prueba para avanzar con la investigación. Por el momento no efectuó ninguna imputación.