Incendio en la catedral de Notre Dame: se derrumbaron el techo y la aguja de la torre principal

Los bomberos intentan contener las llamas, mientras decenas de turistas fueron desalojados de la zona; al caer la noche, el fuego no cede. El presidente Emmanuel Macron se encuentra en el lugar.

Un fuerte incendio consume en la noche del lunes a la catedral de Notre Dame de París, uno de los monumentos más emblemáticos de la capital francesa, que cada año es visitado por unas 13 millones de personas. Las autoridades parisinas indicaron que toda la estructura que sostiene el techo del templo, donde se estaban realizando trabajos de restauración, «está siendo devorada por las llamas».

El fuego provocó el derrumbe de la aguja de la torre principal y de la estructura completa del techo, ante la impotencia de los bomberos, que no logran llegar al epicentro del incendio. 

Había 2000 personas -entre trabajadores y turistas- dentro de la catedral cuando se desató el incendio. Pero por el momento, no se reportaron muertos ni heridos.

La policía ha acordonado la zona y está desalojando a los numerosos turistas que se encontraban dentro de la catedral.

Un gran despliegue de bomberos trata de controlar las llamas, pero el agua de las mangueras no han logrado alcanzar aún el epicentro de la catedral, que es visitada por miles de personas a diario.