Hay al menos 52 muertos en un motín en Brasil: 16 de las víctimas fueron decapitadas

Fue tras un enfrentamiento entre bandas rivales en la cárcel de Altamira, en el estado de Pará, al norte de país.

Al menos 52 reclusos murieron este lunes en un motín carcelario en la localidad de Altamira, en el estado brasileño de Pará (norte), informaron las autoridades locales. Dieciséis de las víctimas fueron decapitadas.

«Fue un enfrentamiento entre bandas rivales. Dos guardiacárceles fueron tomados como rehenes, pero ya fueron liberados», dijo a la AFP un portavoz de la Superintendencia de Prisiones de Pará.

El conflicto se inició cuando miembros de una gavilla invadieron el pabellón donde son alojados los presos de una banda rival.

La rebelión empezó hacia las 7 y terminó antes del mediodía. Las autoridades del estado de Pará aseguran que el motín está controlado y se dirigen al lugar. En la cárcel hay capacidad para 200 personas. Sin embargo, antes de la sangrienta revuelta, había al menos 310 presos.