Hacelo por ellos: un chico con síndrome de Asperger llamó a no utilizar pirotecnia

Se llama Gonzalo, tiene 11 años y decidió acompañar a su familia a un encuentro con autoridades municipales, con la intención de desalentar la compra de pirotecnia.


El uso de la pirotecnia explosiva es común en estas fechas, con motivo de la Navidad y la llegada de un nuevo año, pero es una práctica que causa sufrimiento a personas con autismo y síndrome de Asperger.

Gonzalo es un chico de 11 años que tras padecer este tipo de celebraciones ya tradicionales, tomó la iniciativa de acompañar a su familia a un encuentro con autoridades municipales, con la intención de desalentar la compra de este tipo de artefactos. 

En un contacto con la mañana de Radio Sube (101.5) Gonzalo contó: «siempre que estamos por brindar no pensaba en el vaso sino en donde me escondía para no escuchar las explosiones. Mi familia enseguida me buscaba para poder contenerme y tranquilizarme». 

Además, Gonzalo explicó en primera persona cuáles son las sensaciones que le genera la utilización de pirotecnia audible: «siento que las explosiones son muy fuertes, no me gustan para nada porque me hacen doler los oídos».

El joven le habló además a todos aquellas personas que adquieren este tipo de productos en estas fechas especiales: «les recomendaría que no lo hagan y piensen en como nos sentimos. Les diría además que se pongan en nuestros zapatos, los de los abuelos y los animales que tanto lo sufren». 

 

Natalia Viera compartió un encuentro con la ministra Fernanda Raverta

Bajo la luz de su arbolito, Amigos Unidos cerrará el año con una gran fiesta