Guaidó inicia la «Operación Libertad», pero el chavismo detuvo a dos diputados opositores

La legisladora Adriana Pichardo aseguró que las fuerzas de seguridad chavistas detuvieron a Bracho y Pietro. La oposición busca la salida de Maduro. Habría 30 heridos.

Mientras la crisis en Venezuela se profundiza, el chavismo y la antichavismo se vuelven a medir este sábado en las calles para respaldar y rechazar, respectivamente, al presidente Nicolás Maduro. La jornada se complicó desde el principio.

La diputada de la opositora Asamblea Nacional (AN), Adriana Pichardo, denunció el sábado a primera hora de la tarde que las fuerzas de seguridad del Gobierno arrestaron a los legisladores Nora Bracho y Renzo Pietro. Minutos después fueron liberados.

Además de pedir la salida del mandatario chavista, la oposición expresa también su rechazo a losfrecuentes apagones que sufre el país desde marzo y que afectan severamente a los comercios, el suministro de agua, las comunicaciones y el transporte.

Al respecto, en un acto con dirigentes estudiantiles en la sede del Parlamento, el líder opositor, Juan Guaidó, indicó que esta jornada constituye «el inicio de la Operación Libertad«, una fórmula de presión con la que espera lograr definitivamente la caída de Maduro.

«Vamos a entregar la tarea bien hecha, Venezuela, vamos a entregar la misión completa», enfatizó Guaidó, que en enero se autoproclamó presidente y trazó una ruta que incluye sacar a Maduro del poder, instaurar un gobierno de transición y llamar a «elecciones libres».

Los chavistas se concentran en tres puntos del centro y oeste de Caracas para ir hasta la sede del palacio presidencial de Miraflores y, además de expresar su apoyo a Maduro, manifiestan su rechazo a los «ataques terroristas» contra el sistema eléctrico nacional que, aseguran, fueron cometidos por la oposición y Estados Unidos.

Es que según el Gobierno, la principal central hidroeléctrica del país, el Guri, ubicada en el estado sureño de Bolívar, fue atacada de forma «cibernética» y con un fusil de larga distancia, algo que provocó los recurrentes apagones ocurridos durante marzo.

Durante la marcha por Caracas, Guaidó aseguró: «Ahora sabemos que la libertad no es gratis ni fácil, pero mientras nosotros estamos en la calle, el títere se esconde porque tiene pánico ¡Tiembla el Palacio de Miraflores!«.