El ganador del Turismo Special de Costa en Dolores expresó su felicidad tras el gran fin de semana. «Tuve un auto muy contundente», señaló.

Jorge Gabilán, padre del piloto, trabaja en el motor del Ford.

Gastón Gabilán comenzó el sábado el armado de un gran triunfo en Dolores, donde se disputó la tercera fecha del Turismo Special de la Costa. El balcarceño, que tuvo algunas complicaciones en la serie, salió ileso y tras tomar la punta en la primera curva se adueñó de la gran final.

En diálogo con Desde Boxes, el piloto de Ford negro no ocultó su alegría. «Estoy muy feliz. Me equivoqué en la serie con un trompo, pero fuimos limando cosas de a poco. Tenía problemas de frenos, corregimos algunos detalles y el auto quedó muy bien, fue muy contundente. El secreto estuvo en trabajar en el auto», expresó.

Buen triunfo de Gabilán para escalar posiciones en el campeonato.

«En la final agarré la punta desde la largada y marqué el ritmo. Me complicaba el ingreso de cada pace car porque perdía la diferencia, pero por suerte pudimos lograr el triunfo. Se dieron muchas circunstancias en la serie y final que pudimos aprovechar y salir bien parados», agregó.

«Ahora tenemos que seguir tratando de ser competitivos. Hay que mantenerse, que es lo más difícil, porque la categoría está muy pareja», finalizó Gabilán, quien se mete de lleno en la pelea por el campeonato, que lidera el balcarceño Ariel Ianni.

 

COMENTÁ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.