Femicidio de la policía: su expareja se negó a declarar y solicitó asistencia psiquiátrica

Sergio Cejas estuvo acompañado por un defensor oficial. El fiscal lo notificó de los cargos en su contra y regresó a la Unidad Penal 44 de Batán.

Gisel fue asesinada de tres balazos en la parada del colectivo.

Cuatro horas después de lo previsto y tras solicitar asistencia psiquiátrica, Sergio Cejas se negó a declarar ante el fiscal que investiga el asesinato de su ex pareja, la oficial de policía Gisel Varela. El imputado de homicidio agravado por el vínculo y en un contexto de violencia de género fue trasladado nuevamente a la Unidad Penal 44 de Batán.

La demora en el acto que se realizó en el segundo piso de Tribunales estuvo relacionada con una gran cantidad de aprehendidos que pasaron esta jornada por la Defensoría Oficial. Cejas se presentó a las tres de la tarde ante el fiscal Fernando Castro para un acto que duró menos de cinco minutos.

“Se le leyó la imputación en su contra y se le notificó la próxima realización de pericias antes de que manifestara su deseo de recibir atención psiquiátrica y se negara a declarar”, dijo una fuente judicial consultada por este medio.