Roza, tras su victoria en Mar del Plata: «Es una alegría para todos»

El piloto local consiguió el triunfo con una definición apasionante. Se le rompió la caja faltando dos vueltas y resistió en la punta. «Me quería morir en el momento», expresó. «Es importante comenzar el año así», agregó.

Federico Roza y Javier Giuliano, en lo más alto del podio.

Un final para el infarto tuvo la final de piloto invitados de la Monomarca Fiat Clase 1. Federico Roza venía haciendo una gran carrera, con una diferencia tranquilizadora sobre su escolta, pero cuando faltaban dos vueltas para el final de la competencia tuvo un problema en el Fiat 128 que atiende la familia Lantella y tuvo que improvisar.

«Se rompió la caja de cambios, no me entraba la cuarta marcha y tuve que terminar en tercera. Traté de las dos vueltas que faltaban no pasar las 8000 vueltas porque se rompía el motor», expresó Roza, quien volvió a la categoría como piloto invitado de Javier Giuliano.

«En el momento me quería morir. Pero la verdad es una alegría para todos. Para Giuliano, que confió en mi, la familia Lantella, que nos entregó un auto bárbaro. Estoy muy contento por este triunfo», señaló en diálogo con Autorama ni bien terminada la competencia.

+ Javier Giuliano y Federico Roza se quedaron con la primera de la Monomarca

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.