Extendieron el Pro.Cre.Auto

La segunda parte del plan evidencia subas de entre el 5 y 7%.


80
El acto fue encabezado por la ministra de Industria y el secretario de Comercio.

En el ministerio de Economía lanzaron la segunda etapa del plan Procreauto. Las subas van entre 5 y 7,5% y solo quedaron Ford, Peugeot, Toyota y Volkswagen. El Plan está financiado por el Banco Nación. Lo anunciaron la minsitra Giorgi, el secretario de Comercio Augusto Costa y la subsecretaria de Competitividad,  Mariana González.
La fase uno del programa finalizó hoy, por lo que se puso en marcha la segunda etapa, que se extenderá hasta fin de año, acordada por el Gobierno, las terminales automotrices y las concesionarias días atrás, cuando el Gobierno habilitó la compra de 100 millones de dólares mensuales a las automotrices para importar autopartes a cambio de que no haya ni despidos ni suspensiones en el sector. La primera etapa del programa contemplaba 26 modelos. Ahora son 13 con financimiento máximo del 90% y hasta $120.000 en un plazo de hasta 24 meses.
En tanto, las empresas garantizaron que no habrá nuevas suspensiones de trabajadores en las plantas automotrices, las que cayeron de 13.874 antes de la primera fase del Pro.Cre.Auto, a 7600, en la actualidad. Esta nueva fase del programa de estímulo comprende dos modelos menos respecto al debut en julio, al tiempo que dejan de participar las terminales Honda, Fiat y General Motors/Chevrolet.
Giorgi aseguró que la disminución en la variedad de modelos no se debe a un mal desempeño del programa sino, por el contrario, «al éxito del PRO.CRE.AUTO I que ha saturado la capacidad de producción de algunos modelos en algunas de las terminales».
Además, la ministra indicó que la decisión de General Motors, Fiat y Honda, de no participar de esta segunda parte se debe a razones de renovación técnica, en el caso de la firma japonesa, mientras que las otras dos tienen comprometida la producción hasta el resto del año.
La nueva lista de vehículos disponibles consta de dos modelos de Ford Ranger, tres de Peugeot 308, un Peugeot 408, un Citröen C4, dos de Renault Clio, siete de Renault Fluence, uno de Toyota Hilux, seis de Volskwagen Suran y uno de VW Amarok, los cuales tendrían subas en sus precios de entre el 5% y 7,5%.
Giorgi también negó que exista un problema con las automotrices para hacerse de divisas y recordó el acuerdo por el cual se les otorgan hasta 100 millones de dólares mensuales para adquirir autopartes, por sobre lo que las mismas empresas recaudan con sus exportaciones.
Por su parte Costa destacó que «gracias al Pro.Cre.Auto pudimos homogeneizar los gastos (de patentamiento, flete, acarreo) y determinamos con cada sector cuánto tiene que pagar según la región». «Cuando vas a la concesionaria ya podes saber el precio del auto y el valor final de los gastos, si no se cumple se va a poder denunciar», dijo el funcionario.

Deja un comentario