Éxodo de venezolanos: 4 millones de personas ya dejaron el país por la crisis humanitaria

La cifra se desprende de un informe de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Ya es una de las poblaciones desplazadas más grandes del mundo.

En una Venezuela diezmada por la violencia política, la persecución y la anomia institucional, el telón de fondo de uno de los grandes conflictos geopolíticos internacionales, es el drama de su gente. Los que se quedan a merced de la crisis y los ya millones de desplazados que huyen del país ante la falta de alimentos, medicina, servicios básicos y libertades.

En ese rincón del continente, donde el chavismo, liderado por Nicolás Maduro, se aferra a sus ansias de perpetuidad, miles de desesperados escapan por día por las trochas, o pasos clandestinos, a destinos cercanos, como Colombia y Brasil. Los que tienen más posibilidades, lo hacen para llegar a lugares más lejanos (entre ellos, la Argentina). Y en medio de los vaivenes políticos que parecen haber dado un nuevo «impasse» a la creciente tensión, hoy se conoció el último dato actualizado del éxodo: son ya 4 millones las personas que dejaron el país.

La cifra, que dio a conocer este viernes la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), se desagrega de la siguiente manera: 1,3 millones viven en Colombia, 768.000 en Perú, Chile recibió unos 288.000, mientras que Ecuador unos 263.000. Mientras tanto, Brasil recibió a 168.000 venezolanos y la Argentina, a 130.000.

“Estas cifras alarmantes resaltan la necesidad urgente de apoyar a las comunidades de acogida en los países receptores […] Los países de América Latina y el Caribe están haciendo su parte para responder a esta crisis sin precedentes, pero no se puede esperar que sigan haciéndolo sin ayuda internacional”, expresó Eduardo Stein, Representante Especial conjunto de ACNUR y OIM para los refugiados y migrantes venezolanos.

Para fines de 2015, según datos de la misma organización, el número de refugiados y migrantes de Venezuela era 695.000. En estos pocos años, se disparó a 3.305.000 más (llegando a los 4 millones ahora). Aunque Maduro ha hecho esfuerzos por negar la dimensión de la crisis humanitaria, la expresión más clara de la desesperación es este éxodo que convierte a este grupo en una de las poblaciones desplazadas más grandes del mundo.

Con respecto a las poblaciones más vulnerables, según datos publicados por Unicef, uno de cada tres niños en Venezuela necesita ayuda humanitaria. Son 3.200.000 en total. La mortalidad infantil en el país aumentó un 50% entre 2014 y 2017 y pasó de 14 muertes cada 1000 niños nacidos a 31 cada 1000. A esto, se suma el drama de la falta de acceso a la educación: 750.000 niños y adolescentes se han quedado fuera de la escuela entre 2013 y 2017.