Estuvo 20 meses preso y era inocente: la historia del joven al que confundieron con un motochorro

Un testigo lo “marcó” como el autor de un violento robo a una agencia de quiniela ubicada en la esquina de 23 y 10. Con el juicio oral y gracias a las pruebas exhibidas en el debate, los magistrados determinaron la inocencia del joven.

Un joven que 21 años pasó 19 meses alojado en el Penal de Batán por un asalto que no cometió. El pasado miércoles 11 se septiembre la Justicia de Mar del Plata lo absolvió de los cargos luego de haber sido sindicado en primera instancia como el autor de un violento ataque al propietario de una agencia de quiniela en febrero de 2018. 

Pese a que el fiscal Marcos Pagella había pedido la pena de ocho años y seis meses de cárcel para David Escobedo, en las últimas horas recuperó su libertad. 

Fuentes judiciales consultadas por este medio indicaron que los jueces del Triubal Oral N° 4, Gustavo Fissore, Alfredo Deleonardis y Néstor Salas, esclarecieron que el joven se encontró con su primo durante la noche del asalto al comercio ubicado en la esquina de calles 23 y 10.

Junto a su familiar se trasladaron en moto hasta un supermercado chino para comprar hamburguesas. Posteriormente llegaron a la sucursal de “Toledo” donde adquirieron pan y chorizos hasta que ambos se dirigieron a la casa de la pareja de uno de ellos para cenar.

El relato de los magistrados se contrapuso con la versión de uno de los testigos del episodio quien a menos de 48 horas del ataque reconoció en una imagen a Escobedo y su primo como los autores del ilícito. 
Finalmente, con el juicio oral y gracias a las pruebas exhibidas en el debate, determinaron la inocencia del joven por el delito de “robo calificado por el empleo de arma de fuego”.

El hecho
Juan Carlos Pintos
, el propietario de la agencia de quiniela ubicada en la intersección de calles 10 y 23 fue sorprendido por un sujeto mientras se disponía a cerrar el comercio.

La víctima fue abordada por un delincuente que tenía el rostro cubierto por un casco de moto y que a punta de pistola amenazó al propietario para que le entregara dinero.

Tras un forcejeo entre ambos el ladrón agredió a Pintos con la culata del arma de fuego y efectuó un disparo. Minutos después huyó con un botín de aproximadamente $35 mil.

 

 

Este sábado se desarrollarán en el Cerro los festejos por el Día del Estudiante

Violencia de género: Molina insistió en la necesidad de construir un refugio para víctimas