Entró a la iglesia, hizo caca en el altar y se robó dos candelabros

Ocurrió en la parroquia Sagrada Familia. Lo vieron en las imágenes de las cámaras de seguridad e hicieron la denuncia. La policía lo atrapó horas más tarde y recuperó lo sustraído.

Un hombre de 47 años que ingresó por una puerta lateral a la parroquia Sagrada Familia y tras defecar al lado del altar robó dos candelabros de bronce fue aprehendido horas más tarde por personal policial a partir de las imágenes que quedaron registradas en las cámaras de seguridad del templo. La fiscalía en turno dispuso la formación de una causa por hurto, su correcta identificación y su posterior libertad.

Minutos antes de las seis de la tarde del martes una catequista de la parroquia ubicada en Rondeau al 500 denunció que una persona había sustraído del interior del templo dos candelabros de bronce originarios de 1937 y que fueran utilizados por el sacerdote Luis Orione, creador de la congregación. “La denuncia fue acompañada por las imágenes de las cámaras de seguridad en las que se ve al hombre salir del templo tras defecar al lado del altar y robar los objetos”, aseguró una fuente consultada por este medio.

Más allá de que el hecho ocurrió pocos minutos antes del mediodía y del tiempo transcurrido, personal del servicio de calle de la comisaría terceralogró identificar y aprehender al sujeto que aún tenía los candelabros en su poder.

Una vez realizadas las actuaciones de rigor desde la fiscalía en turno ordenaron la formación de una causa por hurto y la posterior libertad del imputado, cuyos datos personales no se dieron a conocer. En las próximas horas deberá declarar ante el fiscal Juan Pablo Lódola.