Encontraron asesinada a Agustina Imvinkelried en un descampado en Santa Fe

La adolescente de 17 años había ido a bailar el sábado con sus amigas. El principal sospechoso se ahorcó cuando la policía llegó a su casa para interrogarlo.

Agustina Imvinkelried tenía 17 años.

Minutos después de las 10 de la mañana de este lunes encontraron el cuerpo de Agustina Imvinkelried, la adolescente de 17 años que había ido a bailar con amigas el sábado en la localidad santafesina de Esperanza y no regresó a su casa. El hombre que había sido registrado con ella en la grabación de una cámara de seguridad, Pablo Trionfini, se suicidó esta madrugada cuando la policía ingresaba para allanar su domicilio.

El cuerpo de Agustina apareció a unos 300 metros del boliche Teos, el lugar donde la joven fue vista con vida por última vez a las 5.54 del domingo. «El trabajo de los perros rastreadores fue clave para encontrarlo», señaló Néstor Nagel, integrante de Bomberos Voluntarios Regional de Esperanza, y precisó: «El cuerpo estaba en una cuneta, tapado con hojas y ramas«.

Los rastrillajes avanzaron desde el allanamiento esta madrugada en el domicilio de Trionfini, donde la brigada canina obtuvo indicios que llevaron al trágico descubrimiento. De acuerdo a las primeras versiones, el cuerpo de la adolescente estaba boca abajo con la misma ropa que llevaba puesta cuando salió de su casa el sábado.

El único sospechoso, un hombre de 39 años que había sido captado en compañía de la víctima por las cámaras del boliche, se quitó la vida ahorcándose con una soga que ató a un tirante de la casa cuando la policía llegó para interrogarlo. Se trata de un jornalero que trabajaba para la Municipalidad, que según los vecinos de la zona era conocido por acosar a jóvenes de distintas edades y que apenas un rato antes de suicidarse había actualizado su situación sentimental en Facebook.

Agustina se habría subido a un auto alrededor de las 6 de la mañana del domingo, casi la misma hora en la que registró su paso una de las cámaras del local, sola y mirando su celular. En las últimas horas, la policía identificó al dueño de ese vehículo: así llegaron hasta la casa de Trionfini, pero lo encontraron muerto.

«Todo, el boliche, la casa del sospechoso, el cuerpo, todo está en un radio muy cercano, todo queda muy cerca», agregó Nagel. El padre de Agustina está en el lugar a la espera de poder tener contacto con el cuerpo de su hija.