En medio del paro docente, Baradel buscó acercar posiciones con Vidal: «No podemos vivir en conflicto»

El sindicalista pidió que el Gobierno no se levante de la negociación hasta llegar a una solución. Qué dijeron desde la administración bonaerense.

El Gobierno y los sindicatos docentes están en el medio de una puja por la frustrada negociación salarial que derivó en un paro de 72 horas en las escuelas públicas. El representante gremial de SUTEBA, Roberto Baradel, se mostró cercano a negociar con el gobierno de María Eugenia Vidal para evitar la continuación de la huelga.

«El año pasado se negaron a aplicar la cláusula de actualización automática. Si hubiera pasado eso, se hubiera frenado el conflicto. Le propongo al ministro que nos convoquen para sentar a discutir sin levantarnos hasta solucionarlo. No se puede vivir en conflicto permanente«, comentó el sindicalista.

Del otro lado, el director de Cultura y Educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny, se mostró de acuerdo con esta posición. «Tenemos buen diálogo con Roberto en la provincia de Buenos Aires. Creo que es posible llegar a un acuerdo», dijo.

A pesar de esto, Baradel criticó la manera en la que manejó el conflicto la administración de la gobernadora María Eugenia Vidal. El dirigente sostuvo que desde las entidades gremiales tienen voluntad para frenar la huelga.

«En 2016 se iniciaron las clases normalmente y no hubo conflicto. La gobernadora, en ese momento, dijo que era importante ponerse de acuerdo con gente que piensa diferente. Si el acuerdo es justo no debería haber conflicto», manifestó.

Sánchez Zinny insistió en pedirle que negocien «con los chicos dentro del aula» y se comprometió a reiniciar la negociación. «Vamos a volver a convocarlos. Hay que priorizar el calendario escolar», afirmó.

El sindicalista, además, resaltó en que parte de la posible solución podría estar en destrabar la cláusula de actualización por inflación sumado al incremento que exigen para compensar los aumentos de 2018. «Todo el mundo quiere que los chicos vayan a clase, pero el Gobierno tiene que pagar salarios dignos. Pienso que hay una ajuste que se verifica en muchas situaciones: salarios, estructura, falta de inversión», comentó.

La medida de fuerza se va a extender hasta el viernes y recién el lunes arrancarían las clases. Los sindicatos que participan son la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB); el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (SUTEBA); la Unión Docentes de Buenos Aires (UDOCBA); el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP) y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET).