En medio del masivo apagón en Venezuela, 15 pacientes renales murieron por falta de diálisis

En los hospitales se viven horas muy críticas debido a la falta de electricidad, un problema que se extiende desde la tarde del jueves.

Quince pacientes renales murieron en las últimas horas luego de que se cortaron los servicios de diálisis en el medio del masivo apagón que se extiende desde el jueves en Venezuela, según denunció el sábado la ONG Coalición de Organizaciones por el Derecho a la salud y la vida (Codevida).

«Nos reportan que entre ayer y hoy hubo 15 fallecidos por falta de diálisis. Nueve de las muertes fueron en Zulia, dos en Trujillo y cuatro en el hospital Pérez Carreño de Caracas», dijo a AFP Francisco Valencia, director de la ONG Codevida. «La situación de las personas con insuficiencia renal es muy difícil, crítica, estamos hablando de que el 95% de las unidades de diálisis están paralizadas debido a la interrupción de la electricidad», añadió Valencia.

Los venezolanos se enfrentan desde la tarde del jueves el peor apagón en su historia, que el gobierno de Nicolás Maduro atribuyó a una supuesta «guerra eléctrica» liderada por los Estados Unidos y por Juan Guaidó, autoproclamado «presidente encargado». La oposición, en cambio, respondió que los problemas en el suministro eléctrico fueron producto de la falta de mantenimiento.

La situación es más dramática en los estados del interior del país como Zulia, donde suman más de 50 horas de apagón ininterrumpidas. En Caracas, la energía se restableció por períodos en algunos sectores.

En una unidad de diálisis de la ciudad de Valencia, en el estado de Carabobo, los pacientes solo pudieron recibir una hora de diálisis este sábado, «cuando la terapia que exigen los protocolos internacionales es de cuatro horas», subrayó el director de Codevida, que además advirtió que la cifra de muertos puede incrementarse por las complicaciones propias de la insuficiencia renal.

Además, el viernes, «48 niños que dependen de la única unidad de diálisis pediátrica del país no pudieron ser dializados (…) Esto se suma a la falta de medicamentos e insumos que fue prolongada por muchos años«, denunció Valencia.

Otros enfermos también sufren por las fallas en los sistemas de generación eléctrica de los hospitales.