En marzo vuelve a subir la luz y empieza a definirse el aumento del gas para abril

27/02/2019
La tarifa de energía eléctrica subirá otro 14% en el área metropolitana y completará un incremento acumulado del 43% en lo que va del año. De cara al invierno, el gas subirá entre 30 y 35 por ciento. A cuánto se irán las facturas.

La tarifa de la energía eléctrica aumentará otro 14% este viernes y completará así una suba del 43% promedio en lo que va del año en el área metropolitana. En tanto, las distribuidoras de gas solicitaron este martes un aumento promedio del 34% a partir de abril, aunque el Gobierno adelantó que la suba de ese combustible clave para calefaccionar durante el invierno rondará el 30 por ciento.

El 1 de marzo entra en vigencia la segunda «cuota» del aumento de la electricidad en el área metropolitana que la Secretaría de Energía -en ese entonces, al comando de Javier Iguacel- anunció a fin de 2018. El Gobierno fragmentó en etapas el aumento de la tarifa de la electricidad. En febrero, subió 26% promedio por el costo de la energía mayorista. En marzo, se sumará un 14% a la tarifa de febrero. Quedan pendientes al menos dos incrementos adicionales, del 4% cada uno, para mayo y agosto.

Así, siempre en el radio de servicio de Edesur y Edenor, la tarifa máxima para un usuario R1 (de consumo mínimo) será de $599 por mes, con impuestos incluidos. Un usuario R2 pasará a abonar, como tope, $1275. Un hogar R3, de consumo medio, pagará, casi $1650 por mes como máximo.

La factura de energía eléctrica tiene cuatro componentes: el costo de la electricidad, el transporte, la distribución y los impuestos. El precio de la electricidad depende del Gobierno nacional. El aumento de ese valor impactará en las facturas de todo el país, junto con el cargo por distribución que fije cada jurisdicción. En las distribuidoras que están bajo la órbita de la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, el aumento será del 55% anual, en línea con el que se delineó para Edenor y Edesur.

En tanto, las distribuidoras de gas pidieron al Enargas un incremento de alrededor del 34 por ciento para el periodo abril – octubre. En la audiencia pública que se desarrolló en Barracas, las empresas solicitaron al Ejecutivo un reajuste de la tarifa en base al índice de precios mayoristas (IPIM) por el semestre en curso, más un plus porque, en el periodo anterior, el Enargas convalidó aumentos 11 puntos inferiores a los que hubieran correspondido de aplicar ese indicador, que figura como indexador en la Revisión Tarifaria Integral (RTI).

El Gobierno nacional encaró a mediados de febrero subastas para que las distribuidoras compren el gas para el invierno. Las empresas aclararon que adquirieron alrededor del 60% del fluido y que, para definir el precio final de las facturas, deberán esperar el resultado de las subastas venideras, que se desarrollarán antes del 1 de abril.

Así y todo, Metrogas, Naturgy (ex Fenosa) y Camuzzi, las principales distribuidoras del país, establecieron los senderos de precios para el próximo periodo.

Metrogas, principal distribuidora del país, pidió incrementar en un 32% la factura de sus 2,4 millones de usuarios. Según comunicó, el incremento para casi el 80% de sus clientes sería de $5,39 por día; el 16% de los usuarios sufrirían una suba de $18,48 diarios y el 4% de los clientes residenciales -los de mayor consumo-, un aumento de $49,66 por día.

Dicho de otra forma, la factura de ocho de cada diez usuarios de Metrogas subiría, en promedio, 162 pesos por mes y pasaría de $506 a $668 mensuales. Claro que este valor será más durante los meses más fríos y más barato en los periodos de menor consumo.

En tanto, Naturgy, que brinda servicio en el Conurbano, pidió una suba del 36%. Según los datos de la distribuidora, una factura R1 (hasta 300 metros cúbicos anuales de consumo) se incrementaría en $133 mensuales y pasaría de los actuales $416 a casi $550, impuestos incluidos. Un usuario R2 (hasta 600 metros cúbicos por año) sufrirá un aumento de $228 por mes, hasta los $944 mensuales de promedio. El hogar R32, uno de los de mayor consumo (1350 metros cúbicos anuales) recibiría un incremento de $555 por mes y la factura promedio subiría a $2290.

Camuzzi Gas, que opera en la Patagonia y el centro del país, incluida gran parte de la provincia de Buenos Aires, solicitó una suba de 33,74%.

Como referencia, el 57% de los usuarios residenciales que atiende Camuzzi en Buenos Aires corresponden a las categorías R1 y R2. Para ellos, la factura promedio pasará de los $654 hasta los $866 mensuales,impuestos incluidos. El aumento será de 212 pesos por mes.

El Gobierno, en tanto, dio a entender que la suba rondará el 30 por ciento, por lo que los precios finales serían algo inferiores. Además, el Ejecutivo podría posponer el segundo incremento del gas del año, previsto para octubre, en plena efervescencia electoral. Al correrlo a diciembre, el impacto llegaría recién en las facturas de enero.

La suba de tarifas recalienta los índices de inflación. Según la consultora EcoGo, Febrero terminará con un índice en torno al 4% mensual, impulsado por los aumentos en electricidad y transporte, por un lado, y carnes, por otro.

Ultimas Noticias

Condenaron a un hombre que comercializaba droga en Balcarce y Mar del Plata

Un motociclista alcoholizado colisionó contra una camioneta estacionada

La Brigada K9 de la Federación de Bomberos Voluntarios realizó un entrenamiento en Balcarce

Delincuentes ingresaron a una vivienda y huyeron con dólares y objetos de valor

Tres dotaciones de los Bomberos Voluntarios combatieron un incendio