En Mar del Plata, se inician 13 causas por día por tenencia de droga para consumo personal

El dato surge de los registros de la fiscalía temática de Estupefacientes. Las autoridades insisten en el «desgaste» de recursos que implican estas intervenciones.

Hay una tendencia alta que se sostiene y preocupa: por día, Mar del Plata suma un promedio de 13 causas penales por personas que tienen droga para consumo personal y desde la Justicia advierten por el «desgaste» de recursos que generan este tipo de intervenciones por parte de la policía.

El dato se desprende de los los registros oficiales a los que tuvo acceso 0223 de la fiscalía temática de Estupefacientes, a cargo de Leandro Favaro y Daniela Ledesma, y que marcan que desde noviembre a junio se iniciaron 3229 expedientes frente a este tipo de situaciones.

En una primera instancia, fuentes judiciales aclararon que si bien se hace un registro de todas las causas iniciadas, no se hacen imputaciones cuando la cantidad de drogas detectada «está dentro de los parámetros» que se estipulan dentro de la Provincia de Buenos Aires.

En el territorio bonaerense, se contempla un límite de tenencia de marihuana de 150 gramos y de 10 gramos para la tenencia de cocaína. Sin embargo, una persona que tenga menos de esas cantidades puede ser detenida por comercio, en caso de comprobarse otras circunstancias.

Tampoco se aplica este límite a la tenencia de plantas donde el peso, por distintos motivos, es mayor, según advirtieron fuentes judiciales. En este caso, se consideran otros elementos pero tampoco hay lugar para imputaciones, a excepción de que se descubran plantaciones de verdadera consideración en un domicilio. 

Desde julio, sin embargo, la cantidad de interceptaciones por tenencia de sustancias para consumo personal «se ha reducido notablemente», según las fuentes consultadas por este medio, que al mismo tiempo reconocieron de todos modos que «sigue habiendo un gran número» de expedientes que, en muchos casos, aún no fueron registrados oficialmente en el sistema.

Desde la Justicia local afirman que esta clase de procedimientos policiales se traducen en un «enorme desgaste de los escasos recursos humanos y temporales» con los que se cuenta y provoca que haya un menor enfoque en aquellas investigaciones que se proponen atacar la venta de estupefacientes.

Las fuentes también aclararon que estas interceptaciones son realizadas por la policía a título preventivo pero sin tener ninguna orden de los referentes de la fiscalía. «El desgaste de recursos es bastante obvio porque un patrullero que está trasladando a un ‘demorado’ por un porro en realidad es un patrullero menos que está cuidando al vecino«, graficaron.

Un policía tandilense sospechado de matar a su pareja y luego intentar suicidarse

La Justicia define la continuidad del juicio oral a Cristina Kirchner por obra pública en Santa Cruz