En INTA asoman serios inconvenientes con el nuevo presupuesto

01/10/2018

Según consta en el escrito, habrá menos fondos para investigaciones, insumos, servicios básicos y construcciones.

Menos insumos, equipamiento y alerta por problemas para operar: lo que viene para el INTA con el presupuesto 2019.

Según el proyecto de presupuesto 2019 para el INTA, el organismo contará con fondos por $7516 millones. Es un 14,4% más que en 2018 en términos porcentuales, pero en términos nominales una poda que, según publica LA NACION, se reflejará en estos números: 19% menos en el rubro insumos para investigación y desarrollo en laboratorio y a campo, elementos de higiene y seguridad laboral, combustibles y aditivos para vehículos empleados en tareas de extensión; 20% menos en servicios básicos, conectividad, seguros, seguridad y limpieza de unidades del INTA, servicios de higiene y seguridad laboral, recolección, tratamiento y disposición final residuos peligrosos, servicios de agrometeorología y mantenimiento de recursos genéticos; 49% menos en el rubro construcciones, equipamiento y funcionamiento de unidades INTA, equipamiento estratégico investigación, desarrollo, transferencia y extensión, entre otros.

Con ese recorte de fondos, según fuentes consultadas el INTA, que tiene 51 estaciones experimentales a nivel país, necesitaría al menos unos $300 millones más de lo previsto para funcionar.

El pago a los más de 7000 empleados está asegurado con el presupuesto, pero la cuestión que se está analizando por estas horas para por la operatividad de este instituto nacional. Desde el año pasado, el INTA ya redujo entre 50 y 70% los gastos en viáticos, pasajes, combustibles, reparaciones y mantenimiento de activos fijos y viene de dar de baja la semana pasada 2400 celulares sobre 3600 que tenía la flota total.

Según trascendió, el INTA el próximo año tendría dificultades para contar con fondos para investigación. Ante una consulta, Juan Balbín, presidente, lo negó. «No estamos pensando en dejar de hacer cosas», dijo. «No estamos pensando en cerrar nada, pero no sobra nada«, agregó.

Balbín admitió que 2019 «va a ser un año duro» para el organismo, en relación a la operación, pero remarcó el concepto de que «no se dejará de hacer cosas».

En el INTA están haciendo recortes en limpieza, seguridad y alquileres, entre otros rubros. Próximamente se va a dejar de alquilar uno de los tres edificios que tiene así en Buenos Aires.

El organismo está trabajando en una nueva carpeta de programas a cuatro años. Participan en eso referentes internos y externos al organismo. Ellos identificaron 253 temas/problemas y van a bajar ese número a no más de 70/80.Por este lado habría un recorte de cargos. En rigor, de los 360 módulos de investigación que tenía el INTA, se prevé que queden no más de 100.

Ultimas Noticias

Demoraron a un policía que circulaba con un arma sin documentación y una fuerte suma de dinero

La jubilada balcarceña con más de 60 causas por robo volvió a delinquir en Mar del Plata

«Los directores del Hospital cobran más que un senador, pero no quieren pagar un bono de 20 mil»

Se viene una nueva fecha del ciclo «Cine en la Casa»

Tiene continuidad el plan de bacheo