En España advirtieron que el rescate de Julen es una «situación extrema»

Por un error de cálculo volvieron a perforar parte del túnel vertical que hicieron para intentar salvar al nene de dos años atrapado en un pozo de 110 metros de profundidad.

Hace diez días que la caída de un nene de dos años a un pozo de 110 metros de profundidad en Málaga tiene en vilo a todo el mundo. Se creía que la situación podría haber tenido un desenlace este martes, pero algo falló. Un error de cálculo obligó a los socorristas a rearmar la estrategia ya que los tubos no encajan en la perforación que hicieron. Esta situación es «extrema e inédita» advirtieron las autoridades españolas.

El delegado del Gobierno en la región española de Andalucía (sur), Alfonso Rodríguez destacó que el objetivo es llegar a Julen «lo antes posible» a pesar de la «situación extrema e inédita» por la «urgencia» que muestra el caso.

Rodríguez recalcó la magnitud «impresionante» de los trabajos, que implicaron un movimiento de unas 40 mil toneladas de tierra y rocas, ya que además hubo que construir caminos para permitir el acceso de la maquinaria pesada al lugar.

Julen cayó en un pozo cuando jugaba con un amigo cerca de la casa familiar a donde habían ido a comer, el 13 de enero. Si bien los especialistas habían perforado 60 metros y estaban por hacer una excavación horizontal para llegar al lugar donde quedó atrapado el nene, el diámetro no permite encastrar los tubos por donde bajarán a buscar al nene.

Cuando sufrieron la complicación, desde la subdelegación del gobierno español en Málaga aseguraron: «Han aparecido dificultades técnicas en el entubado del pozo tras superar los 40 metros de profundidad.Se rellenará el pozo con tierra fina y se volverá a perforar con un engrosamiento un poco mayor. No es posible dar una estimación de tiempo. La maniobra ya ha comenzado».

El despliegue de todo tipo de recursos fue impresionante: tuneladora, ingenieros, mineros e incluso un equipo de especialistas en explosivos de la Guardia Civil que no pierden la esperanza.

Este martes, además, un juzgado de Málaga empezó a investigar cómo fue que el nene cayó al pozo: si tiene que ver la manera en la que se hizo la primera perforación y la forma en la que se realizó. Para eso, pidió informes a la Guardia Civil, señaló una funcionario del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.