En el último año se perdieron 217 mil puestos de trabajo

Los datos oficiales arrojaron que en el Gran Buenos Aires la destrucción de empleo es el doble en comparación con el interior del país.

En el último año se perdieron 217.000 puestos de trabajo, principalmente en la industria manufacturera y el comercio. Según datos de la Secretaría de Trabajo, la caída del empleo privado fue de 2,1%. El único rubro del mercado laboral que tuvo una suba fue el del empleo doméstico.

De acuerdo al informe publicado este jueves con datos de mayo, la destrucción de puestos de trabajo fue más pronunciada en el Gran Buenos Aires (3,2%) que en el interior del país (1,7%). El reporte precisó que «todas las ramas de actividad mostraron un menor nivel de empleo que en junio de 2018, con excepción de servicios comunales, sociales y personales, que se mantuvo estable».

Los sectores que más sufrieron el impacto de la recesión fueron la industria y el comercio. Entre los dos rubros la cantidad de asalariados se redujo en 117.000. Más atrás, la rama transporte, almacenamiento y comunicaciones perdió 20.000 empleos, actividades inmobiliarias tuvo 16.000 trabajadores menos y la construcción, 14.200. El servicio doméstico incrementó su dotación de personal en 16.000.

Analizado por provincias, las mayores bajas interanuales en la cantidad de puestos de trabajo ocurrieron en Tierra del Fuego (-12,2%), Catamarca (-7,8%), Chaco (-6,9%) y La Pampa (-6,6%). Por el contrario, los asalariados registrados del sector privado aumentaron en Neuquén (3,9%) y La Rioja (0,4%).

Con datos de junio, la Secretaría de Trabajo concluyó que el porcentaje de empresas que aplicaron suspensiones fue de 6,8% lo que representa 1,4 puntos porcentuales más que el mismo mes del año anterior. En ese sentido, desde la cartera laboral afirmaron que 9,7 de cada 1.000 trabajadores fueron suspendidos. Hace una año esa cifra era de 6,2.