Empezó el juicio contra tres acusados de transportar 380 kilos de cocaína

El debate se inició en el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata. En 2018, fueron detenidos en caminos rurales del centro de la Provincia.

El Tribunal Oral Federal de Mar del Plata dio inició este viernes a un juicio contra tres hombres acusados de transportar casi 380 kilos de cocaína por caminos rurales del centro de la Provincia de Buenos Aires. Tras una persecución, los sorprendieron en 2018 con 356 panes de droga.

Este viernes por la mañana comenzó el juicio contra tres hombres que, desde 2018, están detenidos luego de ser sorprendidos en la ciudad de Las Flores con 378 kilos de cocaína con una pureza de hasta el 92,5% tras una persecución que se inició en la localidad de Pila.

El tribunal está compuesto por los jueces Nicolás Toselli, Roberto Falcone y Fernando Machado Pelloni, en tanto que el Ministerio Público Fiscal está representado por el fiscal general Juan Manuel Pettigiani. El delito que se está juzgando es el de transporte de estupefacientes agravado por la intervención de tres personas.

El juicio se llevará a cabo los viernes, cada dos semanas, y contará con declaración de testigos presenciales en su mayoría. Los primeros  testimonios que se escucharon este viernes fueron de los y las policías que participaron del operativo, el vecino que colaboró en la orientación de la búsqueda de los prófugos y los dos empleados de la estancia donde finalmente fueron detenidos los imputados y secuestrada la droga.

Según publicó el sitio fiscales.gob.ar, los hechos se desencadenaron en la mañana del 12 de agosto de 2018. Ese día, subtenientes de la Estación de Policía Comunal de Pila se toparon con una camioneta a gran velocidad por caminos de tierra, por lo que decidieron interceptarlo, y pedirles la documentación.

Los efectivos notaron una actitud sospechosa, pero no pensaron que se trataba de centenares de kilos de droga: les consultaron si estaban de caza. Descartada esa posibilidad, pidieron que les permitieran ver el contenido de la caja pero, antes de correr la lona, encendieron el vehículo e iniciaron una fuga en dirección a General Belgrano.

En la persecución, los fugitivos tuvieron un desperfecto mecánico y solicitaron ayuda a un estanciero. Entretanto, los móviles policiales se cruzaron con un vecino que había estado en la estancia al momento de la llegada de la camioneta y, tras confirmar telefónicamente la presencia de los fugitivos en el lugar, la Policía aprovechó para solicitar refuerzos y rodearlos.

En presencia de testigos y con la intervención de personal de la Policía Federal Argentina –por disposición del Juzgado Federal de Azul-, se abrió la puerta trasera de la camioneta, donde se observaron bolsas de nylon cosidas y compactadas.

Según el peritaje realizado por la Dirección Criminalística y Estudios Forenses de la Gendarmería, la droga estaba cortada con el principio activo “Levamizol”, sustancia de corte a la cocaína que es agregada en el proceso de producción, posiblemente para potenciar su efecto.

Los envoltorios estaban distribuidos en diez bolsones, cuatro identificados con la inscripción “HD” y otros seis con la inscripción “Harina Integral de Soya Caico”, lo que para los investigadores denota que el cargamento llegaba de Bolivia. El embalaje y el modus operandi hace suponer a los investigadores que “son indicadores suficientes de que la droga secuestrada tenía por finalidad su comercialización“, aunque los tres imputados tenían una relación “de larga data”, por lo que su organización para el hecho no habría sido circunstancial.

Comentarios

Dejá un comentario

Loading…

0

Un auto se estrelló contra una planta y los Bomberos debieron rescatar al conductor

Cristina habló por primera vez tras someterse a una invertención quirúrgica